Translate

lunes, 5 de noviembre de 2012

La historia del corset

La palabra corset proviene del antiguo francés “cors” que era un diminutivo de “cuerpo”.
Las mujeres de civilizaciones antiguas tales como Creta, Grecia, Roma, Egipto, Siria, ya usaban una especie de corset para levantar el busto, afinar la cintura o para practicar ciertos deportes que requerían trajes constrictores.
hacia los siglos XVI y XVII que el uso del corset se difundió como una prenda usada por todas las mujeres, independientemente de su posición social. Como muestran los cuadros del Renacimiento, aquellos primeros corsés eran particularmente rígidos e incómodos con el fin de mantener una postura erguida y mostrar mas esbeltas a las portadoras. La prenda se armaba con varillas de hierro o madera, también con bigotes de ballena, de ahí el nombre actual de estas varillas rígidas.
La moda comenzó en España y Francia más a finales del Siglo XVII, aquí los corsets se volvieron más elaborados y fueron una parte esencial de la imagen.
En el siglo XVII la prenda ya era usada también por los hombres, los niños y niñas a partir de los 7 u 8 años, principalmente en las clases sociales más altas.
La práctica de “tight lacing” (encordado ajustado)
 A mediados del s. XVIII los corsés volvieron a ser el centro de la moda en tanto se hacía la transición hacia los famosos corsés victorianos.
Contrario a las comunes concepciones acerca de los corsés victorianos, no todas las mujeres apretaban sus corsés al extremo y mucho menos a diario. Tampoco removían sus costillas quirúrgicamente, ni les provocaba tuberculosis, ni les dañaba la columna. Sin embargo, el continuo uso del corset extremadamente ajustado, les podía llegar a deformar la cavidad pulmonar, y provocar el desplazamiento de órganos. Las damas de la alta sociedad se reservaban el “tight lacing” para eventos formales tales como bailes o reuniones sociales. Y en estos momentos era cuando, si se excedían, les podría ocasionar desmayos (por la reducción de la caja torácica que privaba a los pulmones de recibir el aire necesario).
New Look de Dior
Mas tarde la Revolución francesa hizo caer la prenda en desuso.

El inicio en el cambio se debe al modisto Paul Poiret, quien eliminó el corsé a partir de 1906, recogiendo las primeras teorías de liberación de la mujer y las nuevas influencias de los estudios sobre higiene y salud.
Poiret presentó el vestido sin corsé y cintura alta en 1906, cuando la silueta en forma de “S” todavía era popular.
Desde 1947, con el nuevo estilo de cintura de avispa introducido por el “Neew Look” de Dior, reaparece una prenda interior entera similar al corsé, hecha de goma elástica y tela.
Madonna con el famoso corset de Jean Paul Gaultier
El diseñador Jean-Paul Gaultier debutó en 1976. Le encantaba la parodia y en los años ochenta cogió prendas que tradicionalmente habían sido de lencería como el corsé y la faja, y las transformó en prendas femeninas de uso exterior, borrando así la imagen negativa de la ropa interior.
Mujer gótica
A mediados de los años 80 surge la moda gótica, como una forma de protesta contra la era disco de finales de los años 70 y principios de los 80, y los colores pastel y extravagancias de los 80. Está caracterizado por: Palidez mortal, pelo negro, camisas con volantes, sombreros de copa, prendas de vestir de cuero, accesorios de joyería religioso, mágico o macabro.
Maya Hansen, la diseñadora española, empezó diseñando para esta tribu urbana y poco a poco conquistó a un público mucho mas extenso con sus creaciones.
Maya Hansen
Llevando corsetería desde adolescentes hasta mujeres de edades mucho mas avanzadas. Hoy en día el corsé se ha vuelto a poner de moda, pero su uso se limita a ocasiones especiales considerándose una prenda elegante.
 también existen verdaderos fanáticos del corsé, como por ejemplo Cathie Jung, la mujer con la cintura más pequeña del mundo (38cm).


Cathie Jung

No hay comentarios:

Publicar un comentario