Translate

martes, 4 de diciembre de 2012

¿Como vestir una silueta guitarra?

¿Tus caderas son más anchas que los hombros? Eso significa que eres una mujer de silueta guitarra, también llamada pera.
Las características principales de esta figura son:

  1. Hombros anchos
  2. Pecho grande
  3. Cintura estrecha
  4. Caderas anchas y redondeadas
  5. Nalgas torneadas
Uno de los rasgos más característicos de esta silueta, junto con las caderas anchas y redondeadas, es un busto grande. 
 El volumen que representa tener unos pechos grandes debería estar compensado visualmente con el resto de tu cuerpo. No produce el mismo efecto un pecho exuberante en una mujer alta y estilizada, que el mismo pecho en una persona bajita y con poca cintura. Por eso resulta tan importante compensar ópticamente la figura y calibrar con cierta precisión nuestras decisiones estilísticas.

Salma Hayek
El primer consejo esencial, que hay que poner en práctica en estos casos, es no ceñir. Y el segundo también importante es que no escondas tu cuerpo bajo holguras innecesarias. 
Las prendas deben seguir las líneas del cuerpo. Ya lo hemos dicho muchas veces, las prendas cuando perfilan el cuerpo estilizan la figura, mientras que las ceñidas te hacen parecer más ancha.

Deberéis poner especial atención a la hora de elegir las telas en las que están confeccionadas las prendas. Es muy importante evitar los tejidos rígidos y con demasiada textura, al igual que los brillantes. Lo ideal son tejidos con poco cuerpo y con peso, que resbalen sobre el cuerpo en lugar de adherirse a él. Mucho ojo con las prendas de punto ajustadas.

Los estampados geométricos aplicados en las zonas mas anchas no os favorecerán para nada. 
Para las ocasiones especiales, es mejor que uséis tejidos opacos. Resaltarán mucho menos vuestras zonas mas anchas. 

No será necesario remarcar la parte superior de tu cuerpo, concretamente el escote; No realzar no significa tapar, ni disimular, pero desde luego no resulta sexy una mujer con un busto prominente absolutamente desbordado.
No hagas coincidir franjas cromáticas horizontales sobre aquellas zonas de tu cuerpo en las que no es necesario aportar más volumen como el busto o las caderas.
En las mangas nada de frunces u otros abultamientos. La manga raglán es la más aconsejada para ti.
Para la parte superior tu cuerpo mejor los tonos oscuros que los claros, y desde luego, nada de grandes estampados ni figuras geométricas.

Chaqueta Sastre
Los blazers amplios o cruzados, los jerseys de lana gruesa o los forros polares, sobre todo los rematados con franjas elásticas en las muñecas y talle son muy desfavorecedores. 
En general cualquier prenda oversize está desaconsejada para este tipo de silueta, al igual que las demasiado pequeñas o ajustadas, sólo favorecen a mujeres altas y muy delgadas, mientras que en todos los demás casos lo único que consiguen es aportar kilos.

1.  Las chaquetas que más te favorecen son las de tipo sastre, con cuello solapa y con botonadura simple. Olvídate de cortas y de las cruzadas.

Escote V
 Descarta los grandes cuellos y cualquier tipo de floritura que añada volumen no deseado. Los escotes de pico, en V te sientan como a nadie, en general todos los que supongan una abertura central. Nunca a la caja u ovalados. 

2.Evita las camisas y blusas con cuellos altos, así como las que llevan volantes, los cuellos plisados o fruncidos, el cuello esmoquin y el cuello Mao y también las mangas fruncidas o abultadas. Recomendamos las ligeramente entalladas confeccionadas en tejidos suaves como la seda o el chiffon.

3. No uses palabras de honor en tus tops, úsalos con tirantes, aun que sean finos. 
Corsé
Aquí las dos primeras reglas cobran una importancia vital: tan peligroso es un top muy ajustado como unos demasiado holgado ¡cuidado!
Son muy recomendados los corsés o bustiers. Resaltarán tus curvas reduciendo y estilizando tu figura. 

4. Las faldas rectas, tubo y estrechas son tus aliadas. Rechaza las globo o con volantes. 
Las faldas al bies son, sin duda, una buena elección. Recuerda que debe existir una mínima distancia de seguridad entre la cinturilla y tu cuerpo. 

5. Los pantalones ni demasiado ajustados ni demasiado anchos. Mejor lisos, en colores neutros y discretos, sin bolsillos. Prohibidos los pitillos, capri, piratas o pesqueros. Los más acertados serán los de corte recto y con la parte inferior de la pernera un poquito ancha, evitando las estrecheces en esta zona para crear una línea vertical en la parte inferior del cuerpo.

6. En tu ropa de abrigo evita los tejidos gruesos, los demasiado acolchados, las pieles y los pelos exagerados, los grandes bolsillos, la doble botonadura. Opta por las prendas ligeramente entalladas y en tejidos de peso medio. 

7. Respecto a complementos, debes evitar collares voluminosos y llamativos que terminen justo encima del pecho.







No hay comentarios:

Publicar un comentario