Translate

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Consejos para disimular un cuello corto

En la entrada de hoy hablamos de gente con el cuello corto. El otro día, en un especial navidad por la tele vi a un personaje televisivo español al que le habían puesto un vestido que no le sentaba en absoluto bien por este problema. Lejos de disimular y agraciar otras partes bonitas de esta persona, le pusieron un escote barco que casi parecía un escote a la caja y la pobre mujer quedó desmerecida totalmente. ¿En que pensaban los estilistas? Pues no lo se. Pero para que esto no os pase a vosotros voy a daros unos simples consejos:


Toma nota de lo que debes evitar:

1. Cuellos redondos o a la caja y los cuellos barco muy cerrados: te aportan volumen.

2. Cuellos camiseros: en general, los cuellos grandes aportan volumen al cuello y hacen que estos parezcan más cortos.

3. Cuellos muy cerrados: No a los abotones hasta arriba, desabrocha el primer botón.

4. Los escotes cuadrados y los escotes halter: sólo favorecen a las personas de cuellos largos y delgados.
Escote halter


5. Las chaquetas de tipo blazer con solapas anchas.

6. En general, todo aquello que situado entre los hombros y las mandíbulas funcione a modo de “relleno”:

7. Cuellos altos vueltos: Si no quieres renunciar a ellos, utilízalos en tejidos finos. Los tejidos voluminosos añaden centímetros al contorno del cuello.

Mangas jamón o farol
8. Hombreras: si son necesarias para dar forma a una prenda procura que sean lo más finas posibles.

9. Mangas farol o jamón: acortan la longitud del cuello y restan esbeltez.


10. Costuras, botonaduras, volantes y cualquier otro detalle o adorno que puedan aumentar visualmente el grosor del cuello. Si la prenda los lleva, procura que estén orientados verticalmente para que aporten esbeltez, evitando en cualquier caso las peligrosas líneas horizontales que, al interrumpir la línea vertical del cuello, lo acortan y lo hacen parecer más gordo.

11. Pañuelos: Si eres de las incondicionales de los pañuelos, fulares, bufandas... debes saber que acortan y añaden volumen al cuello, pero no por ello tienes que dejar de llevarlos. Procura que su anchura guarde cierta proporción con la longitud de tu cuello, es decir, cuanto más corto y/o ancho sea tu cuello más estrecho y suave debe ser el pañuelo. Los menos aconsejables son los cuadrados y pequeños.

12. Joyas: evita cualquier joya que centre la atención en esta parte del cuerpo como las gargantillas, los collares cortos o los pendientes largos.

13. Pieles, plumas y cualquier adorno que aporte volumen innecesario alrededor del cuello. Cuidado también con los cuellos de los abrigos, chaquetones o gabardinas si estos son demasiado anchos.

14. Sombreros: sobre todo si su tamaño es grande, te acortarán la figura y visualmente tu cuello puede desaparecer cuando te miren por detrás.

Después de estas premisas de lo que no deberías llevar, disponte ahora a tomar nota de los siguientes consejos que pueden resultarte muy útiles para alargar esta parte del cuerpo.

El objetivo en este caso es crear líneas verticales por encima de la cintura, intentando controlar las horizontales que ensanchan y añaden unos cuantos centímetros innecesarios en esta zona. Las líneas horizontales interrumpen la línea vertical del cuello acortándolo visualmente. Ten cuidado porque pueden aparecer en cualquier lugar: adornos, volantes, costuras... así que procura que todos estos detalles, en caso de aparecer, sean lo más discretos posibles.

1. Los tipos de cuellos y escotes aconsejados son:

Escote en V
-Cuello solapa, siempre que no sea demasiado ancho

-Cuellos abiertos, nunca abotonados hasta arriba

-Escote en pico o en V, son ideales porque aportan esbeltez al cuello


-Escote ovalado y escote corazón

-Cuellos y escotes bajos

-En general, cualquier tipo de escote que forme líneas verticales o diagonales te favorece. Si no quieres equivocarte opta por cuellos en pico y atrévete con los escotados.

2. Cualquier tipo de manga de una prenda puede contribuir considerablemente a acentuar o disimular un cuello corto y/o ancho. Por ejemplo, el brazo totalmente cubierto por el tejido de la manga prolongará visualmente los hombros hacia abajo y el cuello parecerá más largo.

-La manga raglán produce un efecto similar al dar la sensación de caída de los hombros.

A la derecha el corte diagonal de la manga ranglán
3. Con el peinado el objetivo será despejar el cuello. En general, el pelo más bien corto te hará parecer más alta y con ello la figura se estiliza en su conjunto. Si tienes el cuello corto tu pelo no debería sobrepasar los hombros.

-Con los recogidos se consigue un efecto similar al del pelo corto, siempre la nuca quede despejada y el recogido sea sencillo. Los moños, mejor altos.








No hay comentarios:

Publicar un comentario