Translate

martes, 29 de enero de 2013

Las Perlas




La entrada de hoy se la dedico a las perlas, muy usadas en el pasado y algo olvidadas en el presente. 
Hablando del tema no puedo evitar pensar en que habría opinado  Marilyn de este post, no le hubiera hecho mucha gracia, pues según ella, los diamantes son los mejores amigos de las mujeres. Tampoco convencerá a las que tacháis de “clasiconas” a las que aun de vez en cuando nos las ponemos, aunque yo de vosotras lo leería, porque lo mismo os dais cuenta de que estáis un poquito anticuadas.
Tampoco es que Marilyn anduviese muy desacertada. Desde luego los diamantes son unos de nuestros mejores amigos, pero  mientras unos brillan por sí solos, las perlas hacen brillar a quien las luce y ella lo sabía.

Marilyn Monroe

Marilyn Monroe













Es justo otorgar a las perlas el lugar que les corresponde en el mundo de la moda y su papel en los estilismos más imitados de la historia, aunque resultaría absolutamente imposible resumirlo en unas cuantas líneas. Como mi intención es ser práctica, voy a destacar unas “perlas de sabiduría” a tener en cuenta a la hora de utilizarlas:

En primer lugar, se debe desterrar la idea de que las perlas sólo pueden utilizarse con looks clásicos y formales. No negaremos que el colmo de lo  chic es un collar de perlas acompañando a un LBD (little black dress/minivestido negro), pero las más reticentes tampoco podéis obviar que con ellas se pueden construir estilismos de lo más modernos sólo con unos vaqueros, camiseta, unas zapatillas converse y un maxi collar de perlas de varias vueltas. E incluso como adornos en los mismos vaqueros o camisetas.


Sarah Jessica Parker













En segundo lugar, es conveniente diferenciar entre las naturales, las cultivadas y las falsas (o por lo menos que te suenen). Sin embargo, no debes tener ningún reparo a la hora de lucir orgullosa unas maravillosas perlas falsas. Coco Chanel lo hacía y reservaba las auténticas para su deleite personal e íntimo.
También era falso uno de los collares de perlas más emblemáticos del celuloide, el de Audrey en la escena inicial de Desayuno con diamantes.

Audrey Hepburn en desayuno con diamantes
Coco Chanel

Las perlas favorecen a cualquier mujer (otra cosa es que te gusten más o menos), pero es interesante que sepas qué tono es el que mejor te sienta:

  • Perlas blancas o grises: Lucen mas radiantes en el invierno y armonizan con aquellas mujeres con pieles en tonos blancos, negros o rosados.

  • Perlas rosadas: El verano es su estación y las mujeres de cabello rubio o y piel dorada las más indicadas para llevarlas.

  • Perlas color crema: Sus estaciones son el otoño y la primavera y las candidatas perfectas para lucirlas las mujeres morenas, con tonos intensos y cálidos en su cabello y en su piel. A estas últimas también les favorecen las perlas negras o grises, al igual que a las mujeres con cabello oscuro, piel blanca y ojos claros.
Dicho esto, os doy unos apuntes sobre cómo elegir el tamaño del collar de perlas (también aplicables a otros tipos de collar):

Gargantilla (entre 31 y 35 cm): Ideal para escotes en pico, de barca o bañera. Te favorecerá si tienes un cuello largo y un rostro anguloso. No era el modelo más indicado para Grace.


Grace Kelly

"Choker" (máximo 40 cm.): Es aquel que se detiene en la base del cuello. Se puede utilizar con la mayoría de tipos de escote y sienta bien a casi todo tipo de rostros (redondos, cuadrados, corazón y angulosos).


Penelope Cruz


"Princess" (máx. 50 cm): Una de las longitudes clásicas y más comúnmente utilizadas para los collares de perlas. Utilízalos con escotes redondos, tanto con los poco profundos como con los extremadamente en pico. Será el más favorecedor si tienes un cuello corto y una cara redondeada. 



"Matinée" (entre los 50 y los 60 cm.): Puede acompañarte tanto con un look casual como con un vestido de gala. Ideal con grandes escotes o con vestidos largos vaporosos de verano. 


Sarah Jessica Parker

"Ópera" (entre los 71 y los 86 cm): Uno de los más versátiles ya que ofrece múltiples opciones para llevarlo. Con escotes altos o redondos puedes lucirlo como un hilo sencillo, doblado en dos hilos o anudado por debajo del escote.





Usa y abusa de este tipo de collares si tienes un cuello corto y hombros anchos. 
No está aconsejado para mujeres con pecho voluminoso o barriga. Si es tu caso, utiliza collares que terminen encima del pecho, evitando así largos que terminan sobre las zonas a disimular.
Cuidado también las bajitas, porque un collar que termina entre el pecho y la cintura reduce visualmente la estatura.

"Sautoir" o "Chanel" (1 metro o más): Desde que Coco lo puso de moda es un icono de elegancia y sensualidad. Se puede utilizar de múltiples formas, como dobles princess, triples choker, estilo años veinte, multipulseras...
Aquí tenéis que tener en cuenta las recomendaciones anteriores a la hora de elegir vuestro tamaño ideal.



Con ellas puedes permitirte el saltarte reglas tan importantes como el "menos es más"

Rihanna

Hecho este repaso, vamos ahora con unos últimos apuntes:

No se os ocurra mezclar collar de perlas con otro collar de un material diferente. Decimos "otro collar", no que vayan combinadas con otros materiales.


Mandy Moore


Si son de las buenas, mucho cuidado con su limpieza. Alerta máxima con perfumes, lacas y cosméticos. El sudor y las grasas naturales de nuestro cuerpo también pueden dañarlas.

Así que cuando vayas a lucir tus perlas, colócatelas en el último momento, con maquillaje, peinado y perfume incluido. Después de usarlas límpialas con un paño húmedo y acuérdate de lavarlas en alguna ocasión con agua y un jabón neutro.

Guarda tus perlas más preciadas en bolsitas o cajas con el interior de algodón, seda o terciopelo, ya que permiten que la perla transpire. Si son perlas cultivadas mantenlas también separadas de tus otras joyas pues con el simple roce se estropean.

Y ahora, un pequeño secreto: Otra gran manera de lucirlas es cayendo por la espalda: 



Y como buscando he encontrado esta foto tan artística que me ha hecho gracia y me "venía de perlas", os dejo ya y finalizo el post para que no os empachéis de tanto mencionarlas.










lunes, 21 de enero de 2013

¿Cómo combinar colores?

En la entrada de hoy, haré una pequeña introducción general de la combinación de colores. Un tema muy recurrido cuando tienes un evento y no sabes que ponerte o si puedes combinar algún color con otro sin llamar la atención en exceso. 
Hace unas semanas, tomando un té con una amiga surgió el tema de como podía combinar ciertos tonos y lo cierto es que las ideas sugeridas no eran para nada algo original, sino mas bien discreto. Aporté algunas ideas "novedosas" pero me quedé en blanco enseguida. Por eso hoy le dedico el post a esta conversación tan inspiradora. 

Primero empezaremos por dividir los colores en tres grandes grupos: cálidos, fríos y neutros, ya que esta será nuestra base para saber las distintas combinaciones a la hora de vestir.

Colores Cálidos: Son aquellos que van del rojo al amarillo.
Colores Fríos: Son aquellos que van del del Azul al Verde.
Colores neutros: El blanco por excelencia, beige ,nude, el gris, etc

Los colores neutros combinan con cualquier gama de colores ya sean fríos o cálidos.
Puedes combinar colores cálidos con cálidos. Eso sí, variando la intensidad y el tono. Para estas combinaciones los complementos dorados son ideales.
Por el contrario, si combinas colores fríos entre sí, mejor complementos de color plata. 
También está la opción del contraste. Como ejemplo, un color Frío muy intenso como el fucsia contrasta a la perfección con el negro o el blanco.

1. AMARILLO:
Este color cálido y llamativo combina bien con casi toda la gama de los colores fríos: Azules, verdes ,grises y con algunos colores cálidos de la gama de los rojos como el rosa o el blanco.
















2. ROJO:
Combina muy bien con los grises, el negro y el azul marino, así como con el blanco.
















3. VERDE:
Combina bien con la gama de los marrones y otros tonos de verde, también con algún tono de azul o colores comodines como el blanco o el negro y con algunos colores cálidos como ciertos tonos del amarillo. 




 











4. AZUL:
Combina muy bien con el blanco, el rojo, el amarillo, el rosa, e incluso con el negro y  y con toda la gama de colores cálidos.
















 5. MARRÓN:
Con toda la gama de colores terrosos beige, arena, etc y con tonos de verde. Por supuesto, combina muy bien con el blanco.
















6. BLANCO:
Combina prácticamente con todos los colores, salvo con tonos muy parecidos al suyo (blanco sucio, blancos claros, por ejemplo).














7. NEGRO:
Combina perfectamente con casi todos los colores excepto con los tonos oscuros de los azules y marrones. 



 












Algunas reglas generales a tener en cuenta en lo que respecta a los colores:

1. Los colores claros, agrandan o engordan. Los colores oscuros adelgazan o estilizan más.

2. Los vestidos de un color uniforme (de un solo color) o de rayas verticales, hacen más alto y por lo tanto estilizan. Los vestidos estampados, de cuadros o rayas horizontales, hacen más bajo y ensanchan.

3. Los colores pastel hacen más grande, ensanchan, y dan sensación de ligereza. Los colores oscuros hacen más pequeño, pero dan más sensación de pesadez y grosor de los tejidos.

4. Los colores cálidos ensanchan, y son utilizados para destacar y atraer la atención. Los colores fríos reducen (estilizan) y son utilizados por personas discretas y tranquilas, que quieren pasar más desapercibidas.

Otra gran dificultad es vestir un color según tu tono de piel. El color de la piel influye mucho a la hora de optar por una prenda de cierto color, no todos nos van a favorecer más, incluso habrá algunos que nos hagan todo lo contrario. Se suele distinguir, por norma general, tres tipos de tonalidad de piel: piel clara, piel intermedia y piel oscuras.




Piel clara
A las pieles más blancas o claras les favorecerán más los colores como el negro, el gris, el azul oscuro, el beige, el blanco, el rojo, el dorado y el plateado. Todos ellos colores primarios y con una tonalidad que se complementa bien con la piel.

Piel intermedia
Las pieles intermedias, por su parte, se ven favorecidas por estar entre medias, por lo que la elección de un color u otro es más amplia y varían desde los ya comentados blanco, negro y rojo, al azul oscuro, añadiendo aquí el azul claro, el gris o el beige.

Piel oscuras
Y el tercer tono en una categoría demasiado generalista, el de las pieles oscuras busca colores que como el blanco destaquen más la piel, ya que el juego de contrastes resalta y queda muy bien. También se pueden elegir un azul muy vistoso, así como el amarillo, el fucsia, el verde o el negro.

Y un último consejo: las rayas y los estampados combinan mejor por separado.

Los estampados mejor con prendas lisas. Por ejemplo, si un estampado está compuesto por 3 colores, como azul , amarillo y blanco puedes combinarlo con una prenda lisa de cualquiera de estos tres colores.
Los cuadrados también combinan mejor con prendas lisas.

Antes de comprarte ropa con los colores de temporada nunca está de más echarle un vistazo a tu armario para ver las posibles combinaciones con los colores que tienes y los que quieres adquirir.


Como curiosidad, quería añadir un pequeño test que me ha hecho gracia:


domingo, 20 de enero de 2013

El anillo perfecto




La entrada de hoy, quiero dedicársela a aquellas fanáticas/os del anillo. Todas/os solemos disponer de una gran variedad de anillos: grandes, con piedra, lisos, pequeños, llamativos, discretos...
Pero os habéis preguntado alguna vez si el anillo que lleváis es el idóneo para vosotras/os??

De todos es sabido que las manos son una parte fundamental de nuestra imagen, al fin y al cabo, son nuestra mejor tarjeta de presentación. Ante la típica pregunta ¿en qué te fijas primero en un hombre o en una mujer?, las manos, junto a los ojos, la boca y otras partes menos poéticas,  ocupan los primeros puestos del ranking.





Con esto quiero decir que es importante cuidar las manos, ya que son una parte fundamental de tu cuerpo y por consiguiente de tu estética. 
Yo, personalmente he de reconocer que no es una parte de mi cuerpo a la que dedique gran parte de mi vida. Pero si te pasa un poco como a mi y por una cosa u otra no consigues sacar tiempo para ellas. Simplemente, desvía la atención de ellas o realza su belleza con los pequeños trucos siguientes: 

- Si el esmalte no se encuentra en perfecto estado es mejor que te lo quites y las lleves sin pintar. Si tus manos y uñas están cuidadas no pasa nada porque las luzcas un día sin esmalte. Es más, tus uñas agradecerán un respiro.






- Si tienes unas manos bonitas utiliza los anillos para llamar la atención hacia ellas. Si por el contrario quieres que tus uñas pasen desapercibidas evita ponerte anillos llamativos y excesivamente grandes.




- ¿Sabías que existe un tipo de anillo adecuado para cada una de nosotras? Un mismo anillo no luce igual en una persona que en otra. Dependiendo de la piedra, del color, de la forma o de la montura, la elección será más o menos acertada.

- A la hora de elegir un anillo debes tener en cuenta si le sienta bien o no a tus manos:

1.- Si tu dedos son más bien cortos y gruesos los anillos con formas ovaladas harán que tus dedos parezcan más largos y esbeltos. Los anillos gruesos y las combinaciones de dos o tres anillos juntos hacen que tus manos parezcan más gruesas y tus dedos más cortos. Elisabeth Taylor y su aficción a las joyas desmedidas son un buen ejemplo.   



2.- Si tus manos son grandes los anillos también podrán ser grandes y las piedras de gran tamaño. Los de tamaño reducido acentuarán todavía más el tamaño de tus manos.




3.- Siguiendo la regla anterior: A unas manos pequeñas le favorecen anillos y piedras pequeños, para poder lograr así el equilibrio visual y evitar el contraste.



4.- Las piezas con forma rectangulares, cuadradas o triangulares embellecen las manos angulosas con dedos largos. Lo mismo sucede con la tradicional talla brillante y la montura alta.



5.- Si llevas un buen anillo, una pieza de valor, no intente arriesgadas combinaciones con piezas visiblemente falsas. Lo único que consigues es desmerecer la joya que llevas.

Como podéis ver en cuestión de anillos, al igual que sucede con el resto de complementos, la elección del adecuado también es importante para completar una imagen perfecta.

Ah, y por último un consejo para aficionadas a los diamantes. Tradicionalmente la única joya con diamantes que se considera adecuada para lucir por la mañana es un anillo.



Aquí os dejo unos ejemplos de curiosidades respecto a anillos:


Bolso de Alexander McQueen

Bolso de Alexander McQueen








Anillo kawai etsy.com










Anillos miniatura de comida etsy.com

Shopcurious




























Aquí os dejo algunos enlaces muy curiosos sobre anillos:


lunes, 14 de enero de 2013

Hombres triangulo invertido






La entrada de hoy, esta dedicada, como prometí, a la silueta masculina. En este caso, el triangulo invertido.
Esta silueta se caracteriza por presentar unos hombros más anchos que la cadera dependiendo de la proporción de esta estaremos hablando de un triangulo invertido o un trapecio.
Para los hombres es considerada como la silueta perfecta.
En principio puedes utilizar todo tipo de prendas, sin necesidad de poner especial cuidado en los tejidos, cortes y estampados.


En otras publicaciones, me centraré en hacer las recomendaciones sobre otra serie de características morfológicas como son: 

  • Tener un talle largo y piernas cortas. 
  • Tener un talle corto y piernas largas.


Talle largo, piernas cortas
Talle corto, piernas largas















Nuestro objetivo en este tipo de silueta será potenciar la cadera y suavizar los hombros para compensar la silueta


1. Los abrigos: En este caso, elegiremos abrigos rectos con líneas y formas redondeadas.
El largo debe quedar por encima de la rodilla (sobre todo para los que tengáis el   talle corto).
Las solapas deben ser estrechitas y redondeadas.
Y recomendaría evitar aquellos abrigos que tengan líneas horizontales a la altura de los hombros y el pecho, los confeccionados en tejidos rígidos y las hombreras. Si no queréis exagerar vuestra espalda aun mas.














2. Las chaquetas, al igual que los abrigos deben ser rectas con líneas y formas redondeadas (evitar líneas y cortes horizontales).
Para añadir volumen a la altura de la cadera, miraremos que las chaquetas tengan bolsillos (tipo plastón, son perfectos) y doble apertura en la parte trasera. En cuanto al largo, es bueno que caiga a la altura de la cadera (si el estilo de la chaqueta lo permite).


Bolsillos plastón

Bolsillos palstón






3. Respecto a pantalones, os favorecerán los pantalones con pinzas y bolsillos laterales (potenciarán la cadera). Para esta prenda podemos utilizar colores más claros y estampados.
Debéis evitar los tejidos finos y raya diplomática. También deberían evitarse los pantalones estrechos y la raya vertical.


Pantalón de pinza
Bolsillos laterales

4. Las camisas escogidas serán aquellas que tengan líneas redondeadas en los hombros para restar estructura en esta zona. Optaremos por camisas que no tengan apliques tipo bolsillos a la altura del pecho (aportan amplitud).
Deberías evitar las camisas con líneas horizontales a la altura de los hombros. En cuanto a los estampados, elegiremos rayas finitas verticales y evitaremos las rayas horizontales y los cuadros, así como los estampados grandes y llamativos.















5. Camisetas, polos y jerséis, igual que para las camisas, serán prendas poco estructuradas. El cuello de pico es el que mejor le va a este tipo de silueta (sin hacer el efecto del tan exagerado escote masculino, que para mi gusto y el de la mayoría de las feminas suele ser bastante burdo y muy ordinario), ya que aporta verticalidad en la zona que tenemos más ancha. También podemos utilizar el cuello a la caja.