Translate

martes, 29 de enero de 2013

Las Perlas




La entrada de hoy se la dedico a las perlas, muy usadas en el pasado y algo olvidadas en el presente. 
Hablando del tema no puedo evitar pensar en que habría opinado  Marilyn de este post, no le hubiera hecho mucha gracia, pues según ella, los diamantes son los mejores amigos de las mujeres. Tampoco convencerá a las que tacháis de “clasiconas” a las que aun de vez en cuando nos las ponemos, aunque yo de vosotras lo leería, porque lo mismo os dais cuenta de que estáis un poquito anticuadas.
Tampoco es que Marilyn anduviese muy desacertada. Desde luego los diamantes son unos de nuestros mejores amigos, pero  mientras unos brillan por sí solos, las perlas hacen brillar a quien las luce y ella lo sabía.

Marilyn Monroe

Marilyn Monroe













Es justo otorgar a las perlas el lugar que les corresponde en el mundo de la moda y su papel en los estilismos más imitados de la historia, aunque resultaría absolutamente imposible resumirlo en unas cuantas líneas. Como mi intención es ser práctica, voy a destacar unas “perlas de sabiduría” a tener en cuenta a la hora de utilizarlas:

En primer lugar, se debe desterrar la idea de que las perlas sólo pueden utilizarse con looks clásicos y formales. No negaremos que el colmo de lo  chic es un collar de perlas acompañando a un LBD (little black dress/minivestido negro), pero las más reticentes tampoco podéis obviar que con ellas se pueden construir estilismos de lo más modernos sólo con unos vaqueros, camiseta, unas zapatillas converse y un maxi collar de perlas de varias vueltas. E incluso como adornos en los mismos vaqueros o camisetas.


Sarah Jessica Parker













En segundo lugar, es conveniente diferenciar entre las naturales, las cultivadas y las falsas (o por lo menos que te suenen). Sin embargo, no debes tener ningún reparo a la hora de lucir orgullosa unas maravillosas perlas falsas. Coco Chanel lo hacía y reservaba las auténticas para su deleite personal e íntimo.
También era falso uno de los collares de perlas más emblemáticos del celuloide, el de Audrey en la escena inicial de Desayuno con diamantes.

Audrey Hepburn en desayuno con diamantes
Coco Chanel

Las perlas favorecen a cualquier mujer (otra cosa es que te gusten más o menos), pero es interesante que sepas qué tono es el que mejor te sienta:

  • Perlas blancas o grises: Lucen mas radiantes en el invierno y armonizan con aquellas mujeres con pieles en tonos blancos, negros o rosados.

  • Perlas rosadas: El verano es su estación y las mujeres de cabello rubio o y piel dorada las más indicadas para llevarlas.

  • Perlas color crema: Sus estaciones son el otoño y la primavera y las candidatas perfectas para lucirlas las mujeres morenas, con tonos intensos y cálidos en su cabello y en su piel. A estas últimas también les favorecen las perlas negras o grises, al igual que a las mujeres con cabello oscuro, piel blanca y ojos claros.
Dicho esto, os doy unos apuntes sobre cómo elegir el tamaño del collar de perlas (también aplicables a otros tipos de collar):

Gargantilla (entre 31 y 35 cm): Ideal para escotes en pico, de barca o bañera. Te favorecerá si tienes un cuello largo y un rostro anguloso. No era el modelo más indicado para Grace.


Grace Kelly

"Choker" (máximo 40 cm.): Es aquel que se detiene en la base del cuello. Se puede utilizar con la mayoría de tipos de escote y sienta bien a casi todo tipo de rostros (redondos, cuadrados, corazón y angulosos).


Penelope Cruz


"Princess" (máx. 50 cm): Una de las longitudes clásicas y más comúnmente utilizadas para los collares de perlas. Utilízalos con escotes redondos, tanto con los poco profundos como con los extremadamente en pico. Será el más favorecedor si tienes un cuello corto y una cara redondeada. 



"Matinée" (entre los 50 y los 60 cm.): Puede acompañarte tanto con un look casual como con un vestido de gala. Ideal con grandes escotes o con vestidos largos vaporosos de verano. 


Sarah Jessica Parker

"Ópera" (entre los 71 y los 86 cm): Uno de los más versátiles ya que ofrece múltiples opciones para llevarlo. Con escotes altos o redondos puedes lucirlo como un hilo sencillo, doblado en dos hilos o anudado por debajo del escote.





Usa y abusa de este tipo de collares si tienes un cuello corto y hombros anchos. 
No está aconsejado para mujeres con pecho voluminoso o barriga. Si es tu caso, utiliza collares que terminen encima del pecho, evitando así largos que terminan sobre las zonas a disimular.
Cuidado también las bajitas, porque un collar que termina entre el pecho y la cintura reduce visualmente la estatura.

"Sautoir" o "Chanel" (1 metro o más): Desde que Coco lo puso de moda es un icono de elegancia y sensualidad. Se puede utilizar de múltiples formas, como dobles princess, triples choker, estilo años veinte, multipulseras...
Aquí tenéis que tener en cuenta las recomendaciones anteriores a la hora de elegir vuestro tamaño ideal.



Con ellas puedes permitirte el saltarte reglas tan importantes como el "menos es más"

Rihanna

Hecho este repaso, vamos ahora con unos últimos apuntes:

No se os ocurra mezclar collar de perlas con otro collar de un material diferente. Decimos "otro collar", no que vayan combinadas con otros materiales.


Mandy Moore


Si son de las buenas, mucho cuidado con su limpieza. Alerta máxima con perfumes, lacas y cosméticos. El sudor y las grasas naturales de nuestro cuerpo también pueden dañarlas.

Así que cuando vayas a lucir tus perlas, colócatelas en el último momento, con maquillaje, peinado y perfume incluido. Después de usarlas límpialas con un paño húmedo y acuérdate de lavarlas en alguna ocasión con agua y un jabón neutro.

Guarda tus perlas más preciadas en bolsitas o cajas con el interior de algodón, seda o terciopelo, ya que permiten que la perla transpire. Si son perlas cultivadas mantenlas también separadas de tus otras joyas pues con el simple roce se estropean.

Y ahora, un pequeño secreto: Otra gran manera de lucirlas es cayendo por la espalda: 



Y como buscando he encontrado esta foto tan artística que me ha hecho gracia y me "venía de perlas", os dejo ya y finalizo el post para que no os empachéis de tanto mencionarlas.










No hay comentarios:

Publicar un comentario