Translate

lunes, 30 de septiembre de 2013

¿Hay un bolso que me siente mejor?

¿Cuales son los factores que tenemos en cuenta a la hora de elegir un nuevo bolso?
Lo mas común es elegir los bolsos en función de nuestros gustos personales en cuanto a la forma, el color, el tamaño, etc.
Normalmente también buscamos que se adapte a nuestras necesidades, a nuestro presupuesto y que sea fácilmente combinable. Pero... ¿Te has parado a pensar si encaja con tu silueta y con tus proporciones corporales? Cuando compras un bolso ¿te lo pruebas delante de un espejo como si fuese cualquier otra prenda para comprobar si te favorece?
La mayoría de las respuestas es no, por ello, hoy quiero dedicar la entrada a uno de los complementos más útiles de la mujer, el bolso.



Desde el punto de vista estilístico, la forma y el tamaño del bolso son fundamentales a la hora de decidirnos por uno. Deberíamos procurar que armonizase con las proporciones de nuestra figura.


BOLSOS CON FORMAS RECTAS:
Estos bolsos son ideales para las mujeres con siluetas con curvilíneas  (reloj de arena, guitarra, óvalo)






BOLSOS CON FORMAS IRREGULARES O CURVAS:
Estos bolsos serían los ideales para las figuras femeninas más angulosas (triángulo, columna, rectángulo).










Respecto a las mujeres gruesas, ¡cuidado con los bolsos muy blandos o demasiado redondeados! Se mimetizan con la silueta y parecerá que forma parte de vuestro cuerpo.





BOLSOS DE TAMAÑO MEDIO O PEQUEÑOS:
Para todas las alturas. Pero recuerda que un diminuto bolso acompañando a una mujer grande, además de un error estilístico, la hará parecer todavía más grande y voluminosa.








Dicho esto, me despido, espero que encontréis vuestro bolso ideal.  







lunes, 23 de septiembre de 2013

¿Que gafas de sol me quedan bien?

A muchas nos ha pasado, ir a una de estas cadenas de tiendas en las que venden prendas y complementos, y pasar por el mostrador, donde suelen tener: pulseras, maquillaje, anillos, etc.
Y allí encontrarte un expositor de gafas de sol, ver las gafas de moda y pensar, "a mi eso no me queda bien". Pues bien, hoy estoy dispuesta a resolver vuestras dudas:

No todas las gafas de sol que te gustan te favorecen. Por eso, a la hora de elegir la montura,  deberías tener en cuenta algunas recomendaciones estilísticas dependiendo de la forma de tu rostro.

1. CARA OVALADA:


Es el tipo de rostro más versátil. La mayoría de las monturas te favorecen, siempre que no optes por los diseños excesivamente geométricos.








2. CARA CUADRADA:

Para poder suavizar este rostro, debes recordar elegir monturas ligeramente ovaladas o redondeadas, con lineas naturales. Debes evitar todas las lineas cuadradas o rectangulares. 




3. CARA REDONDA: 


La forma de tus gafas de tus gafas debe crear ángulos y líneas verticales para equilibrar su redondez y marcar los rasgos. 
Utiliza monturas con formas cuadradas o rectangulares, con las redondas, tu cara tendrá más volumen. 





4. CARA ALARGADA:

Para poder ensanchar y acortar tu cara, suavizando la zona de la mandíbula, deberías elegir monturas de líneas sinuosas, alargadas a lo ancho y evitar las monturas muy angulosas, los colores fuertes y las alargadas a lo largo.





5. CARA CORAZÓN O TRIANGULO INVERTIDO:

Se trata de rostros con la frente y los pómulos anchos y un mentón pequeño. En este caso te favorecen las gafas con monturas sencillas o al aire, con patillas ligeras. Elígelas con formas rectangulares y perfiles redondeados. Y muy importante: ¡que no sobresalgan de las sienes!





6. CARA TRIANGULAR: 


Son rostros con la frente más estrecha que la mandíbula. Utiliza monturas con formas estructuradas que aporten volumen a la zona superior de tu rostro.









Si quieres evitar llamar la atención sobre un rasgo de tu cara, como por ejemplo una nariz grande, elige monturas que no sean gruesas y de colores que no contrasten excesivamente con el color de tu piel y de tu cabello. 
¡Pasad un buen y soleado día! 












¿Cintura estrecha y cadera ancha?

Tras unos meses de parón, me dispongo a continuar con este blog, ya que por causas médicas y laborales no había tenido ocasión de seguir, dicho esto, prosigo con la entrada de hoy:

Muchos de nosotros, a la hora de elegir nuestra vestimenta, solemos errar frecuentemente en reconocer la forma de nuestro cuerpo, y en función de esto, poder vernos mas favorecidas. Al fin y al cabo, todo se resume en un juego visual, por eso podemos utilizar las infinitas combinaciones de formas, colores y cortes, para lograr el objetivo deseado en cada caso (parecer más alta, más delgada, disimular tripa...).
Una cintura estrecha acompañada por unas caderas prominentes no es una desproporción de la silueta que resulte fácil de corregir visualmente.
Nos referimos aquí a los supuestos en los que la diferencia de volúmenes es excesiva y supone una "incomodidad" a la mujer que se ve con unas caderas desproporcionadas en relación con el resto de su cuerpo. Si este es tu caso y deseas disimularlas, debes saber que los recursos estilísticos serán distintos si:


1. Las caderas no son mucho más anchas que los hombros. Podrás utilizar prendas sueltas con cortes detrás, a la altura de las caderas. Ojo con los cortes, nunca deben ir en el delantero, ya que aportarían volumen al contorno.

Blazer con corte en la espalda

2. Las caderas son mucho más anchas que los hombros. En este supuesto, las prendas que elijas deben caer holgadas o ligeramente entalladas, ensanchando así la cintura y ayudando a corregir visualmente la diferencia con las caderas.

LBD recto

Juega con los colores, también te ayudará a equilibrar tu silueta. Si utilizas prendas de colores oscuros sobre las caderas y llevando los tonos claros a la parte superior, se reducirán de manera óptica tus caderas. 


Vestidos con flecos degradé
Vestido en degradé
Vestido degradé

U otros casos, siempre y cuando el tono oscuro cubra la zona mas ancha, en este caso, la cadera:

Vestido de fiesta de gasas degradadas 

Otra muy buena opción en este caso son las rayas, pero cuidado, puedes servirte de las rayas horizontales para la augmentar la parte superior y disminuir tus caderas. O usar rayas verticales para disminuir tus caderas:

Rayas



Rayas en ambos sentidos

O como en este caso, usar prendas con una franja vertical en el centro y costadillos en otro tono mas oscuro, creando un efecto reductor muy usado, en trajes de baño.:

Vestido en rayas oblicuas

Los cinturones anchos, de tejidos gruesos o con arrugas, te ayudarán a rellenar la escasez de cintura. Los adornos en la cintura y apoyados en las caderas disminuyen la diferencia de volumen entre ambas.



Cinturones


Los drapeados situados en la cintura son los aliados perfectos para disimular una diferencia de volumen excesiva entre la cintura y las caderas.


Vestido drapeado


Vestido drapeado/peplo

Vestido con drapeado clásico

Y recuerda que sólo con ponerte una u otra prenda no lograrás cambiar tu cuerpo, pero sí es cierto que los colores, las texturas y los cortes que elijas para tu ropa serán fundamentales para ayudarte a verte y sentirte mejor sacando el mayor partido a tu imagen.