Translate

viernes, 25 de octubre de 2013

El Crop top o Cropped top ¿Con que me lo pongo?






Tras la sugerencia de una de las lectoras del blog, he decidido actualizar hoy con una petición: ¿Como o con que me pongo un Crop top?
Antes que nada, tenéis que saber que esta prenda, no es más que una camiseta femenina muy corta (normalmente por debajo del pecho) que deja ver mucho el abdomen.
Esta prenda es sin duda una de las mas destacadas este verano. Ha sido una gran polémica entre mis compañeras de moda este año, donde existen opiniones muy dispares, que van desde una acogida cálida hasta el odio más profundo.

 El crop top o cropped top, es una de las piezas clave del verano. La principal firma responsable del auge de esta tendencia tan sexy y, a la vez, arriesgada ha sido Balenciaga. La casa de alta costura, presentó en su fashion show primavera-verano 2013 un impecable look de top cortito blanco y pantalón de vestir negro. Se trata de un buen ejemplo de cómo llevar crop top.


De lo que no cabe duda es de que es el gran protagonista de los looks festivaleros nos recuerda la estética 90s. Esta primavera los cropped tops se bajan de la pasarela para tomar la calle como una tendencia delicada apta especialmente para atrevidas.
Las opciones incluyen propuestas para todos los gustos, desde el estilo más grunge con camisetas recortadas a mano y anudadas a la cintura hasta el más femenino a base de tops tipo bustier y escote de corazón, pasando por el boho más deseado y sus apliques de flecos, de crochet, con estampados florales, con flecos o de encaje, los cropped tops invitan a presumir de cintura.


Es fundamental tener en cuenta las instrucciones de uso, unas pautas estrictas que abogan por la comodidad y realzar la silueta, pero no os preocupéis, en breve os explico como combinarlos con pantalones de talle alto o faldas ajustadas a la cintura, con jeans, chaqueta para añadir sobriedad, etc. 

Como consejo general, antes de empezar con las posibles combinaciones, has de saber, que a la hora de ponerte un crop top es recomendable esconder tu ombligo y solo dejar a la vista la parte superior del abdomen. ¿Cómo? Combinándolo con un pantalón de tiro alto (como en el caso de Balenciaga) o con una falda alta (preferentemente de tablas corta o midi). 




El look con crop top sirve tanto para el día como para la noche. Lo único que has de cambiar es la parte de abajo de tu outfit, elegir pantalones de vestir y faldas más festivas. También tendrás que añadir unos zapatos de tacón y redondearás tu estilismo de noche. Para el día, opta por faldas strech  lisas o con estampados y unas sencillas sandalias planas lisas.







Dicho esto, allá vamos: 

Los crop tops son una pieza ideal para las mujeres bajitas, esto se debe a que su corte por encima de la cintura crea la sensación visual de unas piernas más alargadas, gracias a eso parecerás más alta.
La “regla principal” es: que si  llevas un “top crop” ajustado y ceñido a tu cuerpo, necesitas lograr armonía con el resto de tu look, optando por prendas inferiores fluidas y un tanto anchas, de esta manera estarás logrando un balance.


Si eres una chica que apuesta por esta tendencia, ten en cuenta que esta prenda da un aire de informalidad a quién lo lleva puesto. Por eso, lo ideal es elegir prendas que vayan de acuerdo a tu estilo y personalidad. 
No olvides que existen diversos estilos, podrás encontrar aquellos que se adapten a ti. Pero eso sí, según el que escojas deberá adaptarse a la ocasión.
Estos tipos de tops, no son apropiados para el trabajo, pero se adaptan perfectos para un atuendo de piscina, festivales de música, un paseo por el parque e incluso una actividad de noche ya sea una fiesta y ¿por qué no? Una cita romántica. Sólo será cuestión elegir las prendas adecuadas. 






Puedes encontrar gran variedad de estilos, ya sean floreados, en tonalidades lisas, tonos flúor e incluso con aires románticos, en resumen existe uno para cada estilo u ocasión. 

Si eres una chica que se apunta por esta tendencia pero que jamás mostraría su abdomen, ¡No te preocupes! Puedes apostar por ese estilo sin dejar de lado tu comodidad, por ello elije un crop top que sea de tu gusto y se adapte perfectamente a ti y haz uso de las “capas”, es decir, encima de tu crop top añade una chaqueta o blusa que haga juego con él. 


FALDAS LARGAS:


Al elegir una falda larga lo ideal es que la utilices a la cintura ya que generalmente en este parte del cuerpo tiende a estilizar la figura mucho más, alargando tus piernas y según los complementos que le añadas, podrás optar por un look elegante. Ten en cuenta que al combinarlas con crop tops, es de vital importancia que sólo muestres un poco de piel entre la cintura y el pecho. Si quieres dar un cambio a tu estilismo añade chaquetas, como la blazer. 











FALDAS CORTAS:

Como recomendación general lo ideal es optar por faldas que vayan de acuerdo a la morfología de tu cuerpo (podrás encontrar recomendaciones en anteriores entradas), tú eliges el estilo ya sea con estampados, colores sólidos etc. Lo más importante es ¿cómo llevarlo? Por ello, si tu crop top es demasiado corto y muestra demasiada piel lo ideal es llevar una falda a la altura de la cintura, en pocas palabras las faldas de talle alto, son perfectas para combinar este tipo de prendas. Recuerda llevar faldas cortas y mostrar gran parte de tu abdomen no te hará estar mas sexy ni te sentará bien. Recuerda: Menos es mas.














SHORTS: 

Los shorts son hoy en día, una prenda de fondo de armario de una mujer, puedes estar espectacular combinándolos con tus tops o blusas, Puedes usarlos con el crop top, sólo tienes que tener presente que si utilizas pantalones cortos a las caderas, podrás correr el riesgo que te sienten mal, recuerda que la línea que divide lo vulgar de lo sexy es muy delgada, por eso mucho cuidado con esto. Entre más corto tu top más alto deberás llevar tus shorts y por consecuencia más largos han de ser, de esta manera evitarás acortar tu figura y por extensión lucirás espectacular sin caer en excesos. Tenemos que tener en cuenta que el short ideal es el que insinúa pero no enseña. 






JEANS O PANTALÓN LARGO:

Los pantalones largos o jeans son un imprescindible para todas las temporadas del año, por eso es la mejor manera, de llevarlos con tus crop top, elige el vaquero que más se adapte a tu estilo personal. Como recomendación principal al combinarlos con tus crop tops, lo ideal es crear un balance en el atuendo completo.








CHAQUETAS O BLAZER:

Si quieres ir un poco más tapada lo podrás lograr con piezas claves como cárdigan, chaquetas o blazer, de esta manera podrás dar la impresión de un look un tanto serio pero con un toque coqueto y femenino.










martes, 22 de octubre de 2013

Historia de las medias y el nylon.

En el siglo XIX, las medias de algodón hechas a máquina empezaron a estar disponibles para las mujeres. Después de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), se pusieron de moda las faldas cortas y las medias largas de seda empezaron a ser usadas ​​de nuevo.

El descubrimento del nylon y su aplicación en la fabricación de medias y lencería femenina, marcaron un hito importante en la historia de la moda del siglo XX.




A mediados de los años 20, la seda -materia de la que se hacían las medias femeninas- empezó a escasear debido al fin de las exportaciones de Extremo Oriente hacia Occidente. Como la demanda era muy grande, las empresas químicas europeas comenzaron a buscar nuevas alternativas, para sustituir a la seda natural mediante fibras artificiales. Fruto de esa búsqueda, nacieron las medias de rayón, también llamadas "medias de seda artificial".



A pesar del éxito del rayón, las empresas siguieron investigando, y años más tarde, en los Estados Unidos se descubrió el nylon, primera fibra sintética y primera que originó aquél país. 
En 1939, el Dr. Wallace Carother, -investigador que trabajaba para la Compañía Du Pont- descubrió que a través de polímeros, se podían formar poliamidas con las que elaborar filamentos sólidos, cuyas características eran ideales para aplicarlas en la fabricación de medias.


Así, la empresa Du Pont, cuyo lema era "Mejores cosas para una vida mejor a través de la química" presentó oficialmente el Nylon 6,6 en forma de medias para mujer logrando un éxito inmediato.
Durante muchos años, al nylon se le llamó la Fibra milagrosa, debido a que sus propiedades que no se asemejaban a ninguna fibra de origen natural o artificial en uso en la década de 1940.

El nylon era fuerte y resistente, tenía una excelente elasticidad, y por vez primera, la lencería delgada y ligera era durable y lavable a máquina.



Las medias de nylon aportaban un brillo maravilloso a las piernas, y además eran mucho más baratas que las de seda o rayón.




En mayo de 1941 fueron vendidos en Estados Unidos cerca de cuatro millones de pares en sólo cuatro días. 

Sin embargo, con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, las medias de nylon comenzaron a escasear, pues a finales de 1941, la empresa Du Pont detuvo su fabricación para dedicarse de lleno a la producción de paracaídas para la guerra. 
A partir de entonces, las medias de nylon se convirtieron en un símbolo de lujo codiciado y perseguido por las mujeres.


A falta de medias, las europeas recurrieron a los calcetines, a la moda del bronceado, o a pintarse las piernas y con un pincel, dibujarse una falsa costura.




Los fabricantes americanos aventajaron a sus competidores europeos, pues el estricto racionamiento provocado por la guerra golpeó con mayor dureza al viejo continente. En Europa, los soldados americanos impresionaban a las chicas europeas regalándoles medias de nylon. 






Cuando la guerra terminó en 1945, las medias de nylon volvieron a venderse en las tiendas, aunque no de forma tan rápida como hubiera sido deseable, y las mujeres las buscaban con ansiedad. Por ejemplo, en los grandes almacenes Macy`s de Nueva York se agotaron todas las existencias (50.000 pares) en sólo seis horas. 





Tras los años de la posguerra, la industria de la moda amplió el empleo del nylon hacia la ropa interior. Se creó el tafetán de nylon, el nylon marquesado, el nylon de gasa, e incluso el nylon de malla elástico, ideales para sujetadores, enaguas, camisones y batas...





Hoy en día, todavía seguimos empleando tejidos en cuya composición participan el nylon y otras fibras sintéticas nuevas, haciendo que las prendas sean mucho más cómodas, económicas y de fácil mantenimiento.

















¿Que ponerse si tienes pantorrillas anchas?




Siguiendo con la dinámica del estilismo, veo muy necesaria esta entrada en el blog, puesto, me he encontrado con algún que otro despropósito en la calle, chicas, no os preocupéis:
Las pantorrillas son una de las zonas más fáciles para hacerlas pasar desapercibido. Siempre y cuando no os obcequéis en poneros unos leggins brillantes, de colores flúor o de lentejuelas, ya que eso sería como llevar un cartel colgado que dijera: "Mírame las pantorrillas!"

Como siempre, que queremos disimular una zona visualmente, vamos a procurar resaltar mas otras partes del cuerpo, para que el efecto óptico, sea efectivo.



En primer lugar, creo bastante importante empezar diciendo que no deberías llevar, para poder evitarlo:

Vestidos y faldas con largos que terminen por debajo de la rodilla o a media pantorrilla. Evita también cualquier tipo de adorno o ribete en los bajos.




¿Minifaldas? Si quieres desviar la atención de tus piernas, no es la opción más acertada.

Pantalones estrechos, incluidos los vaqueros muy ajustados tipo pitillo o skinny jeans y los tipo leggin. Cuidado con los estampados que se ciñen en esta zona. Evita los pantalones pirata, los corsario y los cortos.






El calzado es muy necesario que a la hora de disimular pantorrillas no uses zapatos con pulsera o los que llevan una especie de tira en forma de T en el empeine y cierran con una hebilla. Este tipo de zapato en general acorta la longitud de la pierna, y en tu caso, centra la atención en una zona que no nos interesa resaltar.







Evita también usar botas a media pantorrilla y también unos aparentemente inocentes tacones de aguja. ¿También los tacones de aguja?, ¿Pero no estilizan? Efectivamente, estilizan, pero en tu caso el contraste entre unos tacones muy finos y el grosor de tus pantorrillas, consigue el efecto contrario al deseado.





Cuando lleves medias, procura que no sean demasiado claras, ni brillantes, sin texturas o dibujos (evidentemente, tampoco las rayas).





Se acabaron las restricciones, abordemos ahora las prendas que sí te favorecen:

Faldas y vestidos largos y fluidos. Tu largo ideal será aquél que termina justo en la parte más estrecha de la pierna.







Pantalones de corte clásico, rectos y holgados. Los harem o turcos pueden ser una alternativa. ¡Aprovecha ahora para comprarte unos e ir a la última!



Para tus vaqueros elige los de corte “boot-cut”, siempre que tus muslos no sean muy gruesos. Este tipo de pantalones se ajustan en la parte superior y se ensanchan ligeramente en la parte de la rodilla hasta el bajo, justo lo que tú necesitas.



Si tienes los muslos gruesos, opta por unos jeans de corte recto.


No voy a decirte ni mucho menos que utilices falda, medias y zapatos a juego, pero desde luego deberías evitar los contrastes cromáticos excesivos en esta zona.

Los zapatos cuanto más despejado tengan el empeine, mucho mejor.
Las botas serán tus grandes aliadas, siempre que terminen por encima de la pantorrilla.








En general, y volviendo al principio del post, evita todo aquello que pueda llamar la atención sobre esta zona; y cuando digo todo, me refiero a todo:





Bromas a parte, espero que os haya gustado. Si tenéis sugerencias no dudéis en comentar.