Translate

martes, 22 de octubre de 2013

¿Que ponerse si tienes pantorrillas anchas?




Siguiendo con la dinámica del estilismo, veo muy necesaria esta entrada en el blog, puesto, me he encontrado con algún que otro despropósito en la calle, chicas, no os preocupéis:
Las pantorrillas son una de las zonas más fáciles para hacerlas pasar desapercibido. Siempre y cuando no os obcequéis en poneros unos leggins brillantes, de colores flúor o de lentejuelas, ya que eso sería como llevar un cartel colgado que dijera: "Mírame las pantorrillas!"

Como siempre, que queremos disimular una zona visualmente, vamos a procurar resaltar mas otras partes del cuerpo, para que el efecto óptico, sea efectivo.



En primer lugar, creo bastante importante empezar diciendo que no deberías llevar, para poder evitarlo:

Vestidos y faldas con largos que terminen por debajo de la rodilla o a media pantorrilla. Evita también cualquier tipo de adorno o ribete en los bajos.




¿Minifaldas? Si quieres desviar la atención de tus piernas, no es la opción más acertada.

Pantalones estrechos, incluidos los vaqueros muy ajustados tipo pitillo o skinny jeans y los tipo leggin. Cuidado con los estampados que se ciñen en esta zona. Evita los pantalones pirata, los corsario y los cortos.






El calzado es muy necesario que a la hora de disimular pantorrillas no uses zapatos con pulsera o los que llevan una especie de tira en forma de T en el empeine y cierran con una hebilla. Este tipo de zapato en general acorta la longitud de la pierna, y en tu caso, centra la atención en una zona que no nos interesa resaltar.







Evita también usar botas a media pantorrilla y también unos aparentemente inocentes tacones de aguja. ¿También los tacones de aguja?, ¿Pero no estilizan? Efectivamente, estilizan, pero en tu caso el contraste entre unos tacones muy finos y el grosor de tus pantorrillas, consigue el efecto contrario al deseado.





Cuando lleves medias, procura que no sean demasiado claras, ni brillantes, sin texturas o dibujos (evidentemente, tampoco las rayas).





Se acabaron las restricciones, abordemos ahora las prendas que sí te favorecen:

Faldas y vestidos largos y fluidos. Tu largo ideal será aquél que termina justo en la parte más estrecha de la pierna.







Pantalones de corte clásico, rectos y holgados. Los harem o turcos pueden ser una alternativa. ¡Aprovecha ahora para comprarte unos e ir a la última!



Para tus vaqueros elige los de corte “boot-cut”, siempre que tus muslos no sean muy gruesos. Este tipo de pantalones se ajustan en la parte superior y se ensanchan ligeramente en la parte de la rodilla hasta el bajo, justo lo que tú necesitas.



Si tienes los muslos gruesos, opta por unos jeans de corte recto.


No voy a decirte ni mucho menos que utilices falda, medias y zapatos a juego, pero desde luego deberías evitar los contrastes cromáticos excesivos en esta zona.

Los zapatos cuanto más despejado tengan el empeine, mucho mejor.
Las botas serán tus grandes aliadas, siempre que terminen por encima de la pantorrilla.








En general, y volviendo al principio del post, evita todo aquello que pueda llamar la atención sobre esta zona; y cuando digo todo, me refiero a todo:





Bromas a parte, espero que os haya gustado. Si tenéis sugerencias no dudéis en comentar. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario