Translate

martes, 26 de noviembre de 2013

Combinar colores












Hoy voy a volver a hablar de la combinación de colores. Desde la forma convencional a 

las nuevas tendencias.








Combinar la ropa parece algo sencillo, pero muchas veces es una tarea que nos puede traer de cabeza por su complejidad.
Al combinar nuestras prendas, debemos tener en cuenta varios factores, como el color de nuestro pelo, el tono de nuestra piel, o si queremos resaltar el color de nuestros ojos.
Por otro lado, también depende del estilo y los gustos de cada persona. Aquí encontrarás algunos trucos para saber cómo combinar los colores de tus prendas y que los adaptes a tu estilo:
(el color block y los tonos flúor funcionan diferente, más adelante lo iré explicado, y podéis encontrar una entrada relacionada al principio del blog)











En principio el negro no combina con todo. Siempre se dice que el negro es un color que puede ir con cualquier otro color y quedar bien.
Suele ser así, pero hay dos tipos de colores con los que no queda bien: el azul marino y el marrón oscuro. En teoría deberías evitar combinar estos colores a toda costa, y digo deberías, porque las combinaciones de negro, azul y marrón se han convertido en un fijo de las pasarelas en estas temporadas.



















El negro, el blanco, el gris, el beige y el nude quedan perfectos con casi todos los colores y combinan muy bien entre sí. Estos son, colores neutros.









Cuidado con los estampados. Es recomendable no llevar dos prendas estampadas a la vez. Es excesivo llevar una camisa de estampado de flores y un pantalón a rayas.







Mezcla los colores fríos con accesorios plateados y los colores cálidos con accesorios dorados.












A la hora de usar el blanco (siempre se dice que combina con todo) intenta no utilizar una gran variedad de colores claros. Harán que luzcas más pálida y no quedará del todo bien.







El blanco y el azul se llevan muy bien entre si.
Aunque no bases todo tu vestuario en estos dos colores.







Lleva los zapatos y el bolso del mismo color. No es del todo obligatorio, pero si tu look es de un solo color, combinar los zapatos y el bolso puede dar un toque clásico a tu atuendo.








Ten un buen fondo de armario. Hay prendas básicas que vienen muy bien a la hora de casar colores:





Ten una camisa y camiseta blanca y otra negra.
Ten medias de varios tonos y un par de vaqueros.
También es recomendable tener siempre unos zapatos negros o marrones y un bolso del mismo color.
Y por supuesto un vestidito negro.








Es muy importante tener en cuenta que a la hora de ir a comprar, que prendas se pueden combinar con las que tienes. Es muy fácil dejarse llevar y comprar algo que luego no combine con nada en tu armario.






Pues bien, la parte más novedosa de esta entrada es que las reglas que hemos usado toda la vida para combinar colores a la hora de vestir parece que se han ido al garete en unos años.
Se han escrito nuevas reglas y lo que antes era una locura (mezclar en un mismo look rojo y rosa) ahora es de lo más elegante.







Yo crecí con los consejos de toda la vida de que, por ejemplo, el rojo y el rosa 'no pegaban', así como tampoco lo hacían el naranja y el rosa, el negro y el azul marino o el negro y el marrón.
Pero esto ha cambiado en un par de veranos, por eso dejando atrás los consejos de la combinación de colores habitual, hablaré y resumiré un poco el color block.






En verano de 2011 llegó el ‘color block’, que consiste en componer un look mediante bloques muy definidos de distinto color.



Y con el ‘color block’ empezamos a ver combinaciones que hasta la fecha eran impensables. Apareció entonces la unión del rojo y el rosa.





Casi todo el mundo pensó que sólo era una moda pasajera, pero la combinación rojo-rosa se popularizó en el verano 2012 y siguió en auge en el verano 2013. ¿Habrá llegado para quedarse? Lo cierto es que no es la única combinación de colores a la que habitualmente recurren los estilistas y que habitualmente vemos en desfiles, sino que también se han convertido en combinaciones ‘no prohibidas’ el naranja-rosa, el negro –azul marino y el negro-marrón.



Esta primavera para colmo, apareció una tendencia con fuerza que va en la misma línea (acabar con la frase «esto no pega con esto»): el 'Print Mix’. El ‘Print Mix’ no es nada menos que mezclar en un mismo look dos estampados diferentes. Así que esta otra locura de la moda. No se sabe si la tendencia se resistirá. Lo sabremos cuando pasen un par de temporadas.




Después de toda esta locura, ahora la pregunta es,¿qué colores pegan ahora con qué colores?
Pues parece que estas son las nuevas reglas básicas que he podido recopilar hasta el momento:
(echad un vistazo al círculo cromático si no queréis perderos).





  • Los colores primarios (rojo, azul y amarillo) combinan entre sí.
  • Los colores secundarios (el resto: verde, naranja, rosa, morado…) combinan entre sí.
  • Los colores cálidos (rojos, amarillos, naranjas, marrones) combinan entre sí.
  • Los colores fríos (azules, verdes, azules, violetas, grises) combinan entre sí.
  • Los colores análogos (aquellos que se encuentran al lado del color en cuestión en el círculo cromático) combinan entre sí.
  • Los colores complementarios (los que se encuentran en el lado opuesto del color en cuestión en el círculo cromático), lógicamente, combinan entre sí.




Si nos ceñimos a este conjunto de reglas de estilismo, efectivamente rojo y rosa combinan bien, porque son colores análogos.
El rosa-naranja van bien porque son ambos colores cálidos.
El negro-azul marino y negro-marrón porque ambos son colores fríos.
Lo cierto es que con todas estas posibles combinaciones, creo que no existe ningún color que ‘no pegue’ con cualquier otro color.
Es decir, que a la hora de combinar colores, se trata de seguir las reglas clásicas, vestirte según te sienten las diferentes tonalidades y si quieres hacer una de estas poco discretas combinaciones, lo hagas con los más habituales, y si eres mas discreta, combina un tono brillante con un neutro. 











Por último, he encontrado una pequeña curiosidad, una tabla de combinaciones de color:















sábado, 23 de noviembre de 2013

¿Qué botas me sientan mejor?









Este otoño/invierno, las tendencias no dan tregua y van de un extremo a otro en lo que a calzado se refiere, y nos hacen elegir entre botines, botas mosqueteras o botas leggings.
De todas maneras, no hay que hacer siempre caso a la moda, sino más bien adaptarla a lo que mejor te sienta. No uses alternativas que te sienten mal, por ir como las demás.







BOTINES:


Respecto a los botines, si solo nos dejamos llevar por las tendencias en lugar de buscar los más adecuados a nuestra silueta podemos encontrarnos con la desagradable sorpresa de que nuestras piernas parecen más cortas e incluso más gruesas.









Para no equivocarte, puedes hacerte con unos botines bajos abiertos.
Son perfectos para llevar faldas o vestidos, el truco está en llevarlos con medias bastante tupidas en el mismo color que el botín. La uniformidad de color y la abertura de los botines en el empeine se encargarán de alargar visualmente tu silueta, haciéndote parecer más esbelta de forma instantánea.






Si prefieres optar pos unos botines un poco más altos, procura que siempre tengan algo de tacón.
Llévalos con unos leggings o vaqueros pitillo metidos por dentro e intenta que la zona más ancha de la caña del botín coincida con la más estrecha de tu tobillo.






BOTAS DE MEDIA CAÑA:


En cuanto a las botas de media caña es mejor evitarlas si no eres muy alta o si tienes las piernas rellenitas,ya que pueden acortar nuestra silueta.





Si no es tu caso puedes llevarlas sin problemas tanto con faldas o shorts y medias tupidas, como con vaqueros ajustados.





En cualquier caso, procura evitar que la parte ancha de la caña de la bota coincida con la zona más ancha de tu gemelo.
Y si eres bajita, recuerda, usa unas medias/ leggins del mismo color que la bota.








BOTAS DE CAÑA ALTA:



Son las botas que llegan por debajo de la rodilla.
Estas botas, aportan visualmente esbeltez a la piernas.





Con un tacón, te harán ganar altura y si se combina con un pantalón del mismo color, te estilizarán al máximo.





Para las mujeres con la cadera ancha, un truco de estilismo ideal para estilizar la figura, es llevar las botas por encima de un pitillo, mejor si es del mismo color.







BOTAS MOSQUETERAS:


Las botas mosqueteras, llevan unos inviernos siendo tendencia, y como no, vuelven a la calle.






Estas, llegan a cubrir la rodilla y es recomendable combinarlas del mismo color que el legging o pantalón.
Su función es la de alargar la figura. Ahora bien, este tipo de botas no son muy aconsejables para personas bajitas ya que pueden acortar su figura.






Para ellas, son más recomendables las botas de caña alta.







BOTAS LEGGINS:


Las botas leggins, están muy de moda, son aquellas que sobrepasan el muslo y dan la impresión de ser parte de un pantalón.




Les pasa como a las mosqueteras, son muy recomendables si no eres muy bajita, porque estilizarán tu figura y te harán parecer mas alta.






Pero si eres bajita, llevarán toda la atención a tus piernas, y en este caso, sigue siendo mejor que tus botas sean las de caña alta.











Pantalones de campana, pata de elefante ¿Me favorecen?






La entrada de hoy, se la voy a dedicar a un tipo de pantalón que quién más quién menos ha llevado todo el mundo, al hablar de pantalones acampanados o de pata de elefante nos referimos a aquellos cuyo ancho aumenta a medida que baja por la pierna hasta que alcanza un ancho “tipo campana” a la altura de los tobillos.







El revival de la moda setentera llegó no hace mucho a nuestras pasarelas y a la calle y es que es una de las prendas que pueden llegar a convertirse en un básico de fondo de armario, con grandes posibilidades para combinarlas.
El pantalón de pata de elefante, fué una de las prendas ideadas por Mary Quant (la inventora de la minifalda) en aquella década.







Los pantalones de pata de elefante son ideales para mujeres con piernas largas o para llevarlos con tacón alto o plataforma.







Las mujeres con figura tipo reloj de arena, también pueden utilizar este tipo de pantalones para equilibrar visualmente su figura.







Recuerda, cuanto más ancha sea la pierna del pantalón, más suave y ligera debe ser la tela, y más larga la pata del mismo.









Instrucciones para su correcto uso:



Como os decía, favorecen sobre todo a las mujeres con piernas largas y delgadas.Si no es tu caso, pero no quieres renunciar a ellos, siempre puedes elegir el modelo que mejor se adapta a tus formas.








Si tienes las piernas gruesas, los muslos prominentes y/o cartucheras, opta por pantalones anchos que se acampanan desde el inicio de las perneras.











Si eres bajita pero tienes las piernas delgadas, llévalos con la pata no demasiado ancha, sin vuelta en los bajos y acompáñalos de un generoso tacón o plataforma.