Translate

jueves, 21 de noviembre de 2013

¿Eres adicta al Negro?









El negro es muy muy adictivo, yo misma, soy una confesa adicta a este tono, hay que tener cuidado con esto, porque limita muchísimo tus opciones a la hora de vestir. 










¿Cómo vamos a tener cuidado con un color que estiliza la figura, resulta elegante a cualquier hora del día, es adecuado para casi todas las ocasiones, lo podemos utilizar en cualquier estación del año y nunca se pasa de moda?






Pues sí, a pesar de todas las virtudes del color que no es color, sino ausencia del mismo. Las forofas del negro (¿quién no ha sido por lo menos en una etapa de su vida fan de este color?) corremos un terrible peligro de adicción. 



















Existen infinidad de buenas razones para enamorarse del negro, del color. 
Pero también la peligrosa adicción al negro existe. Pasa mucho mas desapercibida que la adicción al chocolate, a las revistas de moda o a los zapatos, porque uno no se da cuenta de ello normalmente y poco a poco te vas transformando en un cuervo o en una viuda sin tan solo notarlo. 
Así, que me ha parecido necesario enseñaros algunos indicadores a tener en cuenta para poder descubrir si estás o no en el lado oscuro.







- Por las mañanas cuando no sabes que ponerte, activas el piloto automático y echas mano de tus prendas negras para acabar pronto y no complicarte demasiado. 

- A menudo piensas “bueno, mañana repito pantalón negro, total quién va a saber si es el mismo, puede ser otro del mismo color”.

- Cuando vas vestida de negro te sientes más segura, y sabes que vas bien sin llamar la atención.

- Te has encontrado a un conocido en la calle y te ha preguntado si se te muerto un familiar.

-Los amigos te dicen que estás fantástica hasta cuando te pones algo gris.

- Cuando abres tu armario tienes que poner especial atención para no confundir la ropa. 







- Cuando ir de compras es un auténtico aburrimiento, para qué te vas a comprar un jersey negro, si ya tienes doce con diferentes texturas, calidades, manga larga, francesa, corta, de sisa, sin mangas....

- No eres capaz de recordar con exactitud qué camisetas de las veinticinco que tienes has metido en la lavadora.

- Te entusiasma Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes. ¿Cómo puede una mujer llevar todos los días el mismo vestido negro y conseguir que pareciese nuevo con sólo cambiar los accesorios?

Si eres de las adictas confesas, debes saber que otro de los peligros adicionales de abusar del negro es que con el tiempo la pereza estética va en aumento y puede acabar matando a la potencial estilista que todos llevamos dentro. 







No hay comentarios:

Publicar un comentario