Translate

sábado, 16 de noviembre de 2013

Protocolo: Vestido corto, vestido de cóctel y vestido de noche.







Hoy quiero actualizar el blog con una entrada bastante interesante.
¿A quien no le ha pasado que tiene una ocasión especial y no sabe muy bien con que acudir? Pues bien chicas, hoy os toca a vosotras:
Y empezaremos con los vestidos cortos.
Hay grandes controversias a la hora de hacer una división entre: el traje de cóctel y el vestido corto. Yo voy a tratarlos por separado, aunque tengan grandes similitudes. El traje corto, es un traje de día o media tarde, elegante, de corte generalmente clásico, ideal para la mayoría de las ocasiones.
Su largo suele llegar hasta la rodilla o un poco por encima de ella, pero nunca debe llegar al corte de una minifalda.





El tejido utilizado depende de la temporada para la que sea (desde la lana hasta el lino). Son vestidos de mucho más colorido (sin que se llegue a la estridencia) que los de noche, generalmente, pero también hay que tener en cuenta que admiten menos lujo (bordados, pedrería ...), y si en algún caso se admiten, deben ser unos detalles muy discretos.



Como en cualquier prenda de vestir de mujer, diseños y tejidos son muy variados y suelen ir marcados por la del momento moda. Los escotes suelen ser discretos, y las espaldas poco descubiertas, o mejor totalmente tapadas. Aunque está permitido casi todo, lo mejor es mantener un corte clásico y elegante.




Los complementos son fundamentales, se permite el uso de joyería y bisutería de atrevidos diseños. Y los sombreros admiten elegantes combinaciones y diseños vanguardistas (siempre acordes con el traje).
Los zapatos de media altura (aunque se admite el alto y el plano, también). De corte actual y a juego con el vestido.





Los bolsos, preferiblemente pequeños o medianos de casi cualquier material.
Siempre, incluso en verano, es mejor vestir medias, porque indiscutiblemente hacen más bonitas las piernas. Hay que evitar utilizar lentejuelas, plumas y diseños más apropiados para la noche. 

El maquillaje discreto, pero puede optarse por colores más atrevidos, siempre y cuando sean claros y vivos que los utilizados para la noche. 




Vamos pues, con el traje de cóctel o vestido de cóctel, se puede decir que se sitúa, en elegancia, entre el traje de noche y el vestido corto. A diferencia del vestido corto, suele ser más elegante (puede llevar pedrería y otros detalles de lujo), y el largo suele ir hasta la rodilla o un poco por debajo de la misma. Hay gente que no diferencian el vestido corto y el traje de cóctel.



Los de satén son muy utilizados, aunque el tejido utilizado depende, de la temporada para la que sea (desde la lana hasta el algodón o el lino). El carácter de "elegancia" del vestido se verá muy influido por la calidad de la tela (bordados, pedrería ...), en ocasiones puede servir como prenda de gran etiqueta, para acompañar a un frac o esmoquin, o puede ser una prenda de media etiqueta, con tejidos y diseños más sencillos, para acompañar a un traje oscuro de corte clásico.



Los escotes suelen ser discretos, y las espaldas poco descubiertas, o mejor totalmente tapadas. Aunque está permitido casi todo, lo mejor es mantener un corte clásico y elegante como en el anterior.
Los diseños son bastante diversos y dependen del gusto personal; pueden ser con discretos escotes, tirantes o con la espalda descubierta. Hay que tener en cuenta que los colores durante el día son mucho más claros o llamativos que para la tarde-noche.
Los complementos y el uso de joyería y bisutería de atrevidos diseños son un básico en el traje de cóctel.





El bolso recomendado, es el de mano, pequeño, tipo baguette o tipo clutch, y que puede ser de materiales muy diversos como el metal, carey o tela con pedrería.



Los zapatos de media altura (aunque se admite el alto y el plano, también, dependiendo la ocasión) y a juego con el vestido.



Siempre es mejor vestir medias, pues hacen más bonitas las piernas. Seguimos evitando utilizar lentejuelas, plumas y diseños más apropiados para la noche.

El maquillaje discreto, pero puede optarse por colores más atrevidos y vivos que los utilizados para la mañana. 




Y por último, el traje de noche. Es la prenda de más etiqueta del vestuario femenino.
Los diseños van cambiando y encontramos mucha variedad, podemos decir que se caracterizan por su elegancia y por la utilización de telas de gran calidad: rasos, sedas, terciopelos, etc.



También los complementos deberán ser de calidad.
Para elegir un vestido de "etiqueta" hay amplia variedad de posibilidades: discretos escotes, tirantes sugerentes, espaldas al aire ... pero siempre manteniendo el gusto y la elegancia. El vestido debe ser largo cubriendo en su totalidad las piernas; se recomienda vestir medias, aunque no se vean las piernas.



Los zapatos serán altos y de tacón fino, a juego con el vestido.
El bolso pequeño, de mano, de metal, carey o de tela con pedrería o brocados, tipo clutch o bagette.



Respecto a las joyas, pocas y de calidad (un collar, unos pendientes y alguna pulsera y sortija), recuerda, menos es más. Y en este caso lo que debe lucir es el vestido y/o en todo caso el bolso.



Las perlas y los diamantes siguen y seguirán siendo las protagonistas de la noche: son elegantes y no se pasan de moda.
Los vestidos de noche, admiten incrustaciones de pedrería, lentejuelas y diseños más lujosos que los vestidos de día.



Los colores, por regla general, suelen ser oscuros (el negro sigue siendo el rey) aunque la moda influye mucho en ello.
Podemos usar vistosos complementos como los guantes largos hasta el codo o por encima de él (si no sabéis cual elegir podéis encontrar consejos en la entrada anterior).



Los abrigos de fantasía, o de visón, echarpes, mantones, etc. Son los ideales para esta ocasión, aun que desde mi punto de vista, las pieles deben sustituirse por las sintéticas, son mas económicas, hay imitaciones buenísimas y por supuesto no debe sufrir ningún animal para que las puedas lucir.



Como dato curioso, Yves Saint Laurent creo el"esmoquín femenino" con pantalón, pero no siempre puede ni debe cambiarse por el vestido largo. 










No hay comentarios:

Publicar un comentario