Translate

miércoles, 19 de marzo de 2014

¿Cómo colocarse un Mantón de Manila?








Tras el éxito de mi anterior entrada sobre el Mantón de Manila que podéis ver haciendo click aquí, me he decidido por completar un poco el tema con más información. Esta vez, no me dedicaré tanto a la historia que hay detrás de la prenda, sino a su uso. 





Se tiende a pensar que un mantón solo se puede colocar de una forma y listo. Pero los fulares, bufandas, chales y mantones son las prendas con mas posiciones que encontramos en el vestuario actual. Y tal vez, la que requiera mas estilo personal en su utilización.
En el caso del mantón de Manila, su característica esencial, y por ello su alto valor, son sus magníficos bordados que en ocasiones son artesanales. Los mas comunes son realizados en seda, pero los encontramos de otros materiales. 

 


Dicho esto, os dejo algunos vídeos explicativos sobre el tema de la colocación del mantón de Manila, ese trabajado y adornado complemento tan usado en el folclore español, pues el movimiento que permite esta prenda en plena actuación, hace que la bailaora consiga un carisma casi hipnótico y una mayor dramatización del espectáculo :





Un vídeo explicativo general, de diferencias de precios, materiales e incluso algo de historia:




Estas son las formas mas tradicionales el uso del mantón, pero en la actualidad encontramos hasta desfiles dedicados a esta prenda:



Aun que esta prenda es un clásico en el baile flamenco, aquí os dejo un vídeo tutorial muy interesante de como mover con la gracia que le corresponde el mantón en diferentes bailes del folclore andaluz:






Algunos ejemplos de colocación más:















jueves, 13 de marzo de 2014

¡Customiza, renueva y actualiza! Otra más.

Tras el éxito de las anteriores entradas hoy, voy a por otra nueva  "¡Customiza, renueva y actualiza!" 
Hoy haré una miscelánea de cositas muy interesantes que me he encontrado por la red que pueden sacarte de mas de un apuro. 
Sin más dilación, allá vamos:

Empezando por los complementos, como ya he comentado en anteriores entradas, todo el mundo tiene algún par de zapatos que se le han arañado, están manchados o simplemente ya no le gustan. Pues no los tires. 
Si solo están arañados o manchados y no son de charol, puedes pintarlos, si son de tela con pintura de tela o si son de piel o polipiel con pintura apropiada (pregunta en tu ferretería mas cercana). 



En este caso, solo tenemos que fabricarnos una plantilla de papel con la forma deseada y fijarla con cinta de carrocero o de pintor y aplicar el color deseado en spray, pero podemos encontrar la pintura en diferentes formatos.



En este otro caso solo se trata de cubrir con cola el tacón o la parte que desees y espolvorear purpurina por encima cubriendo la zona por completo y dejar secar. 



Otra opción muy buena de customización es añadir pedrería o cuentas a tus zapatos. Usando pegamento para fijarlas a la parte que desees decorar. 



Esta es otra opción muy elegante de decorar unas sandalias simples y básicas. Lo bueno de esto es que es una opción de quita y pon. Solo tienes que tener un mínimo de nociones de coser. 
Mide la distancia entre las tiras de las sandalias y corta una pieza rectangular del ancho deseado teniendo en cuenta el margen de costura para poder hacer la vuelta por donde meter la tira superior y la inferior (si es fija puedes ponerle un pequeño botón automático). 
crea pequeños trocito de la misma cinta o tela con el mismo ancho pero diferente largo, colocando así el mas alto en la zona mas baja. cóselos o pegalos con pegamento para tejido y ya lo tendrás. 




Y por supuesto, la opción mas clásica, decorar unas zapatillas de tela, encontrarás muchos tipos de pintura adecuada para tela, desde rotuladores, hasta pintura para pincel o incluso en spray o tintes. 

Siguiendo con los complementos, vamos con el resto:




Una novedad en mis entradas de ¡Customiza, renueva y actualiza! es la decoración de gafas de sol. Si tienes unas que ya no te gustan puedes usar, pedrería, pequeñas cuentas o cristalitos e incluso perlas. Solo necesitas un buen pegamento, unas gafas y mucha imaginación. 





Otra novedad en estos posts, es los complementos para mascotas. Si tienes un gato o un perro o cualquier otro amigo peludo, y quieres vestirle para una ocasión especial. Con 8 sencillos pasos podrás elaborarle una pequeña pajarita. solo tienes que cortar un rectangulo de la tela escogida, otro más estecho que el primero. 
Doblas el primero hasta dejar los bordes en el interior, lo fijas con pegamento de tela o con unas puntadas y haces lo mismo con el segundo dejando los extremos sin doblar.
Arrugamos por el centro el primero y usamos el segundo para envolver el centro arrugado y lo pegamos o fijamos con puntadas. Ya tenemos el lazo hecho. Ahora solo queda añadirle un velcro al lazo o fijarlo a la cinta (con pegamento para tela o puntadas), medir el cuello del animal y tomarlo como referencia para colocar el velcro como cierre. 






En este caso fabricamos una funda para el teléfono móvil. Mides el móvil y recortas en fieltro colocado de forma doble un rectangulo unos centímetros mas grandes que el móvil, recortas un corazón en otra tela o la forma que mas te guste. Coses los laterales del rectángulo y pegas con pegamento para tela o con unas puntadas las formas deseadas. 




Si tienes un jersey que se te ha manchado de lejía o simplemente se te ha roto, pero te encanta su estampado o le tienes mucho cariño, puedes reutilizarlo para hacerte unas manoplas, un gorro o cualquier otra cosa que se te ocurra. 
Para el gorro solo tienes poner del revés el jersey, cortar una forma semicircular como un arco en la parte baja de la prenda, coser todo menos la parte inferior y darle la vuelta. 
Para las manoplas, daremos la vuelta al jersey, colocaremos la mano en la parte baja del jersey, la calcaremos y cortaremos dando 2 cms como mínimo de margen, coseremos  el contorno dejando libre la parte baja de la manopla para meter la mano y le daremos la vuelta. 





Esta es una buena forma de hacerte un collar muy resultón y muy de moda últimamente. con unos sencillos pasos y algo de paciencia puedes tener varios en diferentes materiales y colores. Que te pueden servir tanto para diario como para ocasiones mas especiales.




En unos sencillos pasos, conseguirás hacer otro tipo de lazo que puedes usar para el pelo colocando un pasador, para decorar un fajín, para una camiseta, para decorar un bolso o para lo que se te ocurra. 
Puedes realizarlo en el material deseado, desde polipiel, hasta plástico pasando por fieltro. Y solo tienes que hacer 3 piezas como estas doblar hacía adentro la grande fijarla con el pegamento adecuado, fijarle la pieza pequeña en el centro doblándola y fijar detrás la mediana para tapar la parte de atrás. 




Este es otro método parecido al de la pajarita para mascota, pero fijando con silicona al final una horquilla para el pelo. 




Si tienes una camiseta de algodón vieja que ya no te guste, puedes hacerte un bonito y étnico collar de verano. Cortando la parte superior de la camiseta a la altura de la axila, haciendo tiras de abajo hacía arriba sin llegar hasta arriba. Puedes añadirle cuentas a las tiras o no. 
Cortas un rectángulo de cuero y unes las vueltas atándolo o cosiendolo o fijándolo con pegamento para tela. 





Puedes hacerte tu propio bolsito de mano, clutch, estuche o neceser. Con un trozo de fieltro rectangular, una cremallera, dos círculos a la medida del ancho del cilindro que tendrás que coser, colocarás la cremallera en la parte abierta del cilindro y si quieres puedes colocar algún adorno en el bolsito. 

Por fin, llegamos a la customización de ropa. 





Sólo necesitas una camisa, pegamento y pequeñas cuentas. Aun que podrías adornarlo con cualquier tipo de cristal, purpurina, perla o lo que se te ocurra. Extiendes el pegamento en la zona que quieres decorar, en este caso, el bolsillo plastón del pecho, y lo cubres completamente con las cuentas, lo dejas secar, y listo. 




¿Tienes una camiseta de la que te gusta el estampado, el color o simplemente te va muy grande? Pues esta es la solución. Cortas las mangas por un lado y por otro en linea recta por donde pasa la base del cuello. 
Usamos las mangas, las abrimos por las costuras, y cortamos dos rectángulos iguales que aprovechen cada pieza de lado a lado. 
Las cosemos a la pieza grande y si sigue siendo muy amplio, le pasamos una gomita por la costura de la cintura para fruncirla. 




Para hacer este adorno, necesitas una lana artificial sin torcer, un corcho, un descosedor, un molde de cocina, la prenda a decorar y una plancha. 
Cogeremos el corcho, lo meteremos en la prenda y lo situaremos en el lugar donde vamos a poner el dibujo. desharemos con el descosedor parte de la lana y colocaremos el molde en el lugar deseado, meteremos a presión la lana en el molde y empujaremos y comprimiremos con el descosedor. Sacaremos el molde con cuidado y pasaremos la plancha por encima cuando estemos seguros. La lana se fundirá y quedará pegada a la prenda. 


Si tienes una camiseta de encaje con forro que ya no uses, puedes, darle la vuelta, cortarle las mangas, y partiendo de la parte mas estrecha de la sisa, cortaremos hacía abajo con un corte recto, coseremos hasta arriba o pondremos una cremallera si no es elástica y ya tienes tu falda de encaje. 





Necesitarás dos camisetas básicas del mismo color y unas cuentas doradas. Cortarás una de las camisetas por la parte delantera desde la mitad del tirante hasta abajo. harás tiras de abajo a arriba sin llegar hasta el final, coserás el cuello de la camiseta cortada al cuello de la que hemos reservado y meteremos las cuentas a la altura deseada y las fijaremos con un nudo para que no se caigan. 



Si tienes unos shorts que no uses, puedes estamparlo con un print animal para que no parezcan los mismos. Solo necesitas una plantilla de papel y un rotulador para tela. 






Si quieres decorar una de tus camisetas básicas con tachuelas, solo necesitas unos alicates y las tachuelas. 



Si tienes una camisa básica muy cerrada y anticuada, puedes renovarla en unos simples pasos. Gira el cuello hacía arriba, haz una plantilla de hasta donde quieres bajar el escote, colocala en una y otra mitad marcandola zona. corta dejando un centímetro de costura, coloca un bies para rematar o simplemente pega el centímetro de costura hacía dentro con pegamento para tela.  



Otra opción es cortar las mangas de tu chaqueta vaquera. 



También puedes cortar tus vaqueros para convertirlos en shorts, puedes desagastarlos con una lija, pegarle parches de otros vaqueros o decorarlos con tachuelas. 


Si tienes unos shorts blancos, puedes pegarles con pegamento para tela una puntilla empezando desde abajo arriba pegando simplemente la parte superior de la puntilla dejando la parte baja suelta. Y tendrás unos shorts de encaje. Tan de moda este verano. 



Si te gustan las minifaldas de vuelo de neopreno puedes fabricarte tu misma una (también puedes usar otra tela). Mide tu cintura y dividelo en 8 partes, con esta medida tienes que hacer la parte de arriba de un patrón con la forma que ves en la imagen, siendo esta medida la medida mas estrecha. El largo del patrón estará determinado por el largo que quieras desde la cintura hasta el bajo de la falda. Calcarás 8 veces este patrón en tela, los cortarás dejando de 1 a 2 cms de costura y los coserás uniendolos por los laterales. dejarás un lateral sin cerrar donde colocarás una cremallera y ya tienes tu minifalda. 




Puedes decorar tu short, cortandole un triangulo de un lateral donde colocarás una puntilla lo suficientemente ancha para cubrirlo. Podrás fijarla con puntadas o pegamento para tela. 



Con la parte inferior de un biquini puedes conseguir un moderno top. Desatas los lazos laterales de la braguita, descoses la tela del forro. Usando la parte de atrás de la braga para cubrir el pecho. cortaremos ajustandonos al escote del sujetador o bikini superior sin tirantes que hayamos elegido. Cortaremos a tiras sin llegar a arriba dejando un margen de 1 cm mas o menos. le daremos la vuelta y colocaremos pegamento de tela en este margen y pegaremos a la parte superior del bikini siguiendo el contorno del escote. 



Calcaremos en un papel, el patron del short que deseemos cubrir con otra tela (en este caso, de lentejuelas) cortaremos dos veces este patron de lentejuelas sin dejar margen y lo coseremos o pegaremos con pegamento de tela al short. 


Con una cadena y unos remaches conseguimos unos tirantes muy elegantes. 



Por último la forma clásica de conseguir una minifalda de un pantalón. Descosemos el interior de las perneras y cortamos la altura de la minifalda. Y cortamos 2 piezas triangulares para cubrir la zona en la que no hay tela de la nueva falda y los cosemos. 


Y si eres aficionada a la costura y quieres hacerte tu propio alfilerero aquí tienes unos pequeños pasos a seguir: 















Encontrar tu estilo







La entrada de hoy, la quiero dedicar al estilo.
Estilo es una palabra que solemos usar muy a la ligera sin saber muy bien a lo que nos referimos.
La RAE tiene muchas definiciones para este término, pero este es el que a mi gusto, es mas apropiado para el caso: 

Estilo: "Gusto, elegancia o distinción de una persona o cosa."






El estilo de una persona es imprescindible tanto para tener éxito en su vida personal como profesional. Ya que todo individuo en mayor o menor medida busca distinguirse de la multitud y eso lo logramos creando nuestro propio estilo. Una vez se encuentra el equilibrio entre tu cuerpo y tu personalidad, podrás realzar todo tu potencial y mostrar la mejor imagen de ti misma. 







Para ser la dueña de tu propio estilo hay que conseguir y trabajar ciertas facultades:

1. Lo más primordial es aceptarse tal como uno es. No solo en aspecto físico, también su morfología general. 

2. Debes reconocer las actividades diarias que realizas y combinarlas a tu día a día y adaptar la moda a tu vida. 

3. Un factor muy importante es comprar con cabeza, es decir, teniendo en cuenta lo que necesitas sin comprar por impulsos. 

4. Aprovecha las tendencias y aprende a sacar partido a aquello que has comprado. 

5. Aprende a ponerte en cada momento, para no destacar continuamente sobre los demás sin necesidad y de forma negativa. Pues no te sentirás cómoda ni bien vestida. 

6. Otro factor muy importante a tener en cuenta es que nunca debes mostrar lo que no eres, la ropa ha de ser un reflejo de lo que eres y lo que quieres proyectar a los demás, pues acabarás por sentirte disfrazada. 

7. Hazte con una serie de prendas fetiche que siempre funcionan y te sacarán de mas de un apuro: una camisa negra, unos vaqueros, unos buenos zapatos, etc.

8. Es muy importante como decíamos al principio de la entrada que aprendas a sacarle el mayor partido a tu cuerpo y vestirte según la forma de este. Por ejemplo: Si tienes los hombros anchos, acentúa mas la parte inferior, con un cinturón ancho, con una falda de vuelo, etc. O si por el contrario tus caderas son anchas, desvía la atención hacía la parte superior con blusas con volantes en los hombros o accesorios como pañuelos o collares llamativos. 
Aquí podrás encontrar una lista de entradas anteriores según tu tipo de silueta. 

9. Es muy importante que aprendas a adaptar la moda a tu estilo y a sentirte cómoda con cada prenda que te pongas. No sirve de nada ir a la última si tú no te sientes favorecida con tu look. 

10. Haz que tu ropa hable de ti. Traslada tu forma de ser o tu actitud a lo que llevas puesto. 









Una vez que consigues crear tu propio estilo conseguirás: 


1. Ahorrar tiempo y dinero a la hora de salir de compras, ya que sabrás lo que quieres comprar y en las prendas que puedes invertir con seguridad. 

2. Obtendrás una mayor seguridad al elegir tu vestuario, pues sabrás que prendas te sientan bien y cuales no. 

3. Conseguirás proyectar la imagen que te representa.

4. Causarás siempre buena impresión con un aspecto cuidado, impecable y perfecto. Tanto en tu ámbito personal como en el laboral. 

5. Escogerás sin equivocarte los accesorios que funcionarán con tus outfits. 

6. Conseguirás mezclar con éxito prendas de mercadillo con prendas de marca o de la mas alta gama que se adecue a tu bolsillo sin que a penas se note y en armonía. 










 

martes, 11 de marzo de 2014

Lo que dice de ti el color de tu corbata






La entrada de hoy está dedicada a ellos. La corbata es el complemento masculino que permite expresar al hombre su individualidad, su personalidad y su estilo ya que es la única prenda que contrasta con el colorido del traje. Hay una gran variedad de colores en corbatas, y dependiendo del color que se use, se estará dando un mensaje u otro:









Corbata Azul: comunica estabilidad, serenidad, tranquilidad y paz. Transmite confianza y es la opción más popular entre los hombres. Existen otros colores de azul más llamativos como el azul eléctrico o el azul rey, que dan una apariencia menos tradicional y más impactante.












Corbata Roja: la persona que utilice el color rojo en su corbata estará demostrando confianza, inteligencia, optimismo y capacidad, especialmente si va acompañada de una camisa blanca y un traje oscuro. También comunica poder y al igual que con el azul, si se usa un tono de rojo más llamativo dará un aspecto menos tradicional y más emocionante. Las corbatas de color rojo oscuro o rojo vino son consideradas como las más conservadoras.











Corbata Verde: una corbata de color verde comunicará bienestar, relajación, juventud y amor por la naturaleza. Los tonos claros ayudarán a provocar reacciones amigables y positivas en las demás personas. Estos tonos claros solo son comunes verlos en verano, ya que en invierno se utilizan más los tonos mas oscuros.










Corbata Amarilla: el amarillo es un color que transmite alegría y optimismo y ayuda a aumentar la creatividad de las personas, por eso es un color muy popular en aquellos sectores laborales que se enfocan en la creatividad. El amarillo combina bien con los trajes azules o grises y el tono más claro de amarillo vendrá muy bien en el verano.











Corbata Naranja: la corbata naranja es mucho menos agresiva que la roja y también más cálida así que combina muy bien con camisas en azul claras o trajes grises. El naranja expresa entusiasmo y exaltación y cuando es muy encendido, denota ardor y pasión.











Corbata Rosa: la corbata rosa expresa amabilidad y cortesía y combinada con una camisa blanca expresara inocencia y humildad, especialmente las de color rosa claro.












Corbata Blanca: hoy en día no se ven muchas corbatas de color blanco aunque fue el color más popular en Francia en el siglo XVII, cuando se pusieron de moda las corbatas. Una corbata blanca comunica pureza, neutralidad y limpieza, aunque hay que saber combinarlas, ya que si se usa con camisa y traje negro se corre el riesgo de parecer un gánster.












Corbata Negra: la corbata negra comunica autoridad, poder, sobriedad y elegancia. En muchas culturas se utilizan para actos funerales aunque también son muy aclamadas para eventos formales. En cualquier caso, sería aconsejable evitar usarlas antes de las 5 de la tarde, ya que es un color que sólo debería utilizarse por la noche.















Corbata Gris: las corbatas grises son clásicas y conservadoras y comunican estabilidad y calma. Es un color muy común para el invierno.