Translate

domingo, 28 de septiembre de 2014

Elegir accesorios según tu cara




Igual que el maquillaje, la ropa y el pelo, los accesorios pueden alterar completamente tu apariencia, pueden complementar un look sencillo, tanto para llevarlo al éxito como al fracaso. Así que te daré unos consejos y trucos a tener en cuenta según tu tipo de cara.


Para escoger los accesorios ideales para ti, tienes que fijarte en tu barbilla, frente, orejas, tus ojos, la nariz y los pómulos, tu boca, cejas y forma de la cara, el tono de piel. Todo esto te ayuda a elegir la joyería que se adapte a ti. 



En primer lugar, se divide la cara en tres secciones. La parte superior es la frente, que consiste en el espacio entre la línea del cabello y las cejas (duh), el centro es el área del ojo y de la nariz, que está entre las cejas y la punta de la nariz y la parte inferior es la boca y el área de la barbilla, que está entre la punta de la nariz y la barbilla.



Ahora elige la forma de tu cara.



Si tienes una forma de cara OVALADA

Tienes la forma de la cara “perfecta”. Las proporciones de tu frente son demasiado anchas y la línea de la frente desemboca en unos pómulos cincelados, luego se estrecha ligeramente en una bonita barbilla redondeada.
Por lo tanto, todos te favorecen. Sí, todos los accesorios se adaptan a tu cara.




Si tienes una forma de cara REDONDA

Es un tipo de cara muy simétrica. Horizontalmente, tienes más espacio entre tus ojos y las orejas, y verticalmente, la cara es menos curvada hacia la frente y la barbilla. Es probable que tengas unas bonitas mejillas redondas, que tienden a redondear el mentón hacia fuera también. El objetivo es estirar la longitud de la cara, para que parezca más estrecha y minimizar su redondez.
Para ello, hay que evitar por completo cualquier cosa con una forma circular, como aros. En su lugar elige pendientes que hagan que tu cara parezca más larga, como los pendientes en forma de lágrima largos, en espiral cuadrados o formas ovaladas. En cuanto a los collares, evita collares cortos redondos, con formas esféricas pesadas, como gargantillas. De lo contrario habrían demasiados círculos. La longitud de las perlas y las cadenas también alargan la cara.



Si tienes una forma de cara CORAZÓN

Tu rostro es más ancho en la frente y las mejillas, y se estrecha en tu barbilla a veces puntiaguda. No necesitas preocuparte, puedes experimentar con gran variedad de pendientes y collares.
Pequeños pendientes de gota colgantes, del tamaño de una moneda son perfectos. Aretes de gran tamaño en cualquier forma hacen que la parte inferior de tu cara parezca más amplia, para equilibrar las partes superior y media. Collares gruesos usados apretados en el cuello como gargantillas y joyas con piedras también añaden peso a la zona de la barbilla.





Si tienes una forma de cara RECTÁNGULO/CUADRADA

En las formas rectangulares son más cercanas las longitudes y los ángulos, y el ancho de la frente es el mismo que el ancho de la barbilla. Por lo tanto, es importante que la joyería haga lo contrario suavizando la cara mientras acorta y ensancha. Espirales anchos, y pendientes largos u ovalados funcionan bien, al igual que unos suaves y detallados como de plumas. Collares femeninos como perlas largas, distraen la atención de los ángulos.






Como puedes ver, es todo muy técnico, así que al ir a escoger cualquier arete o collar mira primero de que tipo te sientan mejor. Estos sólo son unos pocos consejos, al final quién se tiene que sentir cómoda eres tú. 

sábado, 27 de septiembre de 2014

Lencería de control, ya no es lo que era.





La ropa interior femenina surgió con fines de higiene y abrigo, más adelante cumplió la función correctora-modeladora de la figura de la mujer y con el paso de los años ha ido adquiriendo diversos valores sociales: se ha convertido en un elemento importante de la sensualidad, y en un icono de la independencia femenina y actualmente tiene un nuevo rol en la sociedad y en las relaciones de pareja.



Comodidad, sensualidad, provocación, a las prendas íntimas se le agregan funciones y se moldean adaptándose a las nuevas necesidades de la mujer moderna. Se incluyen a su vez elementos de diseño e innovaciones en los materiales de elaboración que dan como resultado una amplia gama de líneas y tendencias para elegir la que mejor se adapte a las necesidades de cada una.





Una de estas nuevas líneas que podemos encontrar es la lencería de control.
Pero ¿Que es la lencería de control?
La lencería de control es un nuevo concepto de prendas íntimas que reúne cualidades de moldeo, sujeción y reducción de manera confortable y a la vez, aportando un plus de diseño que resulta en piezas no sólo útiles y de calidad sino también, tan sensuales como cualquier otra. Hay quien sigue pensando en la lencería de control como en la mítica faja que usaban nuestras madres y abuelas. Pues nada mas lejos de la realidad. 

Evidentemente no son productos milagrosos, pero logran disimular marcas en puntos estratégicos de nuestro cuerpo y moldean y alisan ciertas zonas problemáticas del cuerpo. 


Estas prendas actúan en diferentes áreas:

  • Glúteos: las bragas de control no tienen por objeto lograr un efecto reductor pero si consiguen moldear y de esta manera lograr un efecto de uniformidad.




  • Abdomen: Bragas altas, pantis, tops o body, hay varias opciones que apuntan a ajustar esta zona tanto en sus partes frontales como en las laterales.




  • Pecho: Sujetadores con y sin aros, con copas preformadas para sostener con firmeza los pechos. Pueden encontrarse modelos con y sin tirantes.





  • Combinados: Bodies preformados que moldean la zona del pecho, vientre y cintura a la vez. Los hay con y sin tirantes, son fáciles de colocar y muy prácticos pues al combinar los efectos de varias prendas en una sola, proporciona más coherencia visual. Incluso pueden encontrarse modelos que llegan hasta la zona de los muslos.


 



Estas prendas, suaves, flexibles y también muy atractivas, son una forma práctica de estilizar nuestro cuerpo.
La mejor manera de saber si se adaptan a nosotras es probándolas, aunque forman parte de las colecciones de muchas marcas, es en las tiendas especializadas en ropa interior donde encontrarás más opciones y podrás comparar marcas, precios y calidades.




martes, 16 de septiembre de 2014

¿Que zapatos le quedan bien a tus piernas?

Hoy la cosa va de zapatos, y es que hacía tiempo que no actualizaba con un post de estilismo. Pues bien, hay que tener en cuenta que usar el tipo de calzado equivocado puede acortar o ensanchar tus piernas. Con estas pequeñas sugerencias puedes escoger el ideal para ti.


¿Cuántas de nosotras pensamos realmente en el estilo y forma de nuestros zapatos en relación a nuestro tipo de cuerpo? Los principales criterios a la hora de determinar qué tipo usar son los siguientes: 

-El tamaño y la forma de tu cuerpo y tu constitución.

-El tamaño y la forma de tus pies.



-El color y altura del tacón de tu zapato.



-El estilo de la vestimenta que quieres que combine con tus zapatos.



Zapatos con tiras en los tobillos

Evita este tipo de calzado si tienes pantorrillas y tobillos gruesos. Enmarcar un tobillo grueso sólo hará que parezcan mas anchas tus piernas y/o estrangulados los tobillos.

Bailarinas

Las bailarinas y los tacones son quizá los más cómodos y versátiles de todos los tipos de zapatos.
Si tienes piernas cortas y gruesas entonces sólo usa bailarinas con vestidos que lleguen hasta arriba de la rodilla. Jacqui Ripley, escritora de The Makeover Bookaconseja: "también lucen fabulosos con pantalones pescadores". Pero si además de bajita, eres rellenita evita llevar estos pantalones con bailarias. Si eres bajita, entonces escógelas con más forma en punta en vez de redondos o cuadrados.
Los tobillos y las pantorrillas anchas lucen mejor con zapatos menos livianos ya que muchas bailarinas pueden hacer ver las piernas más anchas.

Botas
Si eres bajita, usa botas con tacón para alargar la pierna cuando lleves un vestido o falda por debajo de la rodilla. Asegúrate que sean del mismo color de tu vestimenta para hacer que visualmente parezcas mas alargada.
Evita botas que lleguen hasta las pantorrillas o hasta los tobillos si tienes piernas muy gruesas. Opta mejor por aquellas que terminan justo debajo de la rodilla y tienen un efecto de alargamiento. La botas largas mas ajustadas alrededor de los tobillos le darán forma a tus piernas.

Sandalias planas

Casi cualquier tipo de cuerpo puede usarlas pero debes tener cuidado con qué las combinas. Si tienes piernas cortas, no las uses con vestidos o pantalones  que terminen en las pantorrillas. Si tienes piernas gruesas evita aquellas delicadas de tiritas y escoge algo más grueso.



Por último y como curiosidades algunos de los zapatos más curiosos que he encontrado:



 



 

 











sábado, 13 de septiembre de 2014

Kimonos ¿Cómo combinarlos?

Como el verano ya se va, he querido hacer una reflexión sobre la que creo que ha sido la prenda estrella por goleada (y este otoño la alargaremos hasta que llegue el frío sin dudarlo), el Kimono. 
Los hemos encontrado de fleco doble, simple, de crochet, con estampados florales, lisos y hasta de encaje. 
Y es que nos ha aportado y nos seguirá aportando de momento ese look boho que tanto nos gusta. 
Pues bien, lo mas fácil es conjuntarlos en looks casual, y es que es muy sencillo, con ropa básica y un kimono ya vas a la última y con un toque de lo mas chic. 


Es una prenda que nace evocando a los años 60 con claros emblemas del boho mas chic. 
Y como te decía puedes llevarlo con cualquier prenda que ya tengas en el armario, como jeans, camisetas básicas, shorts, faldas o vestidos. 



Lo que si es importante saber y tener en cuenta es que será la prenda central del estilismo. Y por tanto la prenda con mayor protagonismo del look. 
Por supuesto, esto no significa que no puedas ponerte collares maxi, brazaletes, anillos o cualquier otro complemento llamativo, sobretodo sin son de aire étnico. 

 

Esta prenda, siendo el vestido tradicional japonés por excelencia se ha adaptado a la actualidad y a las tendencias y promete desterrar cazadoras, blazer y cardigans. El kimono comenzó a usarse allá por el año 794 y fue evolucionando con el tiempo, comenzó siendo de lino, con los años pasó a ser de seda y aunque en la actualidad ha dejado de usarse de forma habitual, si es utilizada como traje de gala para grandes eventos y celebraciones. Pues bien, los grandes diseñadores se han sentido inspirados por esta prenda y para esta temporada nos la presentan a modo de chaqueta, ETRO, EMILIO PUCCI, DRIES VAN NOTEN, HERMES, LAVIN O CÉLINE son algunos de los que las han dejado ver sobre las pasarelas.

ETRO


EMILIO PUCCI





DRIES VAN NOTEN


Pues dicho esto, no te lo pienses más, es una prenda imprescindible en tu armario, tengas la edad que tengas y tengas el físico que tengas, es una prenda ¡Súper favorecedora!