Translate

domingo, 28 de septiembre de 2014

Elegir accesorios según tu cara




Igual que el maquillaje, la ropa y el pelo, los accesorios pueden alterar completamente tu apariencia, pueden complementar un look sencillo, tanto para llevarlo al éxito como al fracaso. Así que te daré unos consejos y trucos a tener en cuenta según tu tipo de cara.


Para escoger los accesorios ideales para ti, tienes que fijarte en tu barbilla, frente, orejas, tus ojos, la nariz y los pómulos, tu boca, cejas y forma de la cara, el tono de piel. Todo esto te ayuda a elegir la joyería que se adapte a ti. 



En primer lugar, se divide la cara en tres secciones. La parte superior es la frente, que consiste en el espacio entre la línea del cabello y las cejas (duh), el centro es el área del ojo y de la nariz, que está entre las cejas y la punta de la nariz y la parte inferior es la boca y el área de la barbilla, que está entre la punta de la nariz y la barbilla.



Ahora elige la forma de tu cara.



Si tienes una forma de cara OVALADA

Tienes la forma de la cara “perfecta”. Las proporciones de tu frente son demasiado anchas y la línea de la frente desemboca en unos pómulos cincelados, luego se estrecha ligeramente en una bonita barbilla redondeada.
Por lo tanto, todos te favorecen. Sí, todos los accesorios se adaptan a tu cara.




Si tienes una forma de cara REDONDA

Es un tipo de cara muy simétrica. Horizontalmente, tienes más espacio entre tus ojos y las orejas, y verticalmente, la cara es menos curvada hacia la frente y la barbilla. Es probable que tengas unas bonitas mejillas redondas, que tienden a redondear el mentón hacia fuera también. El objetivo es estirar la longitud de la cara, para que parezca más estrecha y minimizar su redondez.
Para ello, hay que evitar por completo cualquier cosa con una forma circular, como aros. En su lugar elige pendientes que hagan que tu cara parezca más larga, como los pendientes en forma de lágrima largos, en espiral cuadrados o formas ovaladas. En cuanto a los collares, evita collares cortos redondos, con formas esféricas pesadas, como gargantillas. De lo contrario habrían demasiados círculos. La longitud de las perlas y las cadenas también alargan la cara.



Si tienes una forma de cara CORAZÓN

Tu rostro es más ancho en la frente y las mejillas, y se estrecha en tu barbilla a veces puntiaguda. No necesitas preocuparte, puedes experimentar con gran variedad de pendientes y collares.
Pequeños pendientes de gota colgantes, del tamaño de una moneda son perfectos. Aretes de gran tamaño en cualquier forma hacen que la parte inferior de tu cara parezca más amplia, para equilibrar las partes superior y media. Collares gruesos usados apretados en el cuello como gargantillas y joyas con piedras también añaden peso a la zona de la barbilla.





Si tienes una forma de cara RECTÁNGULO/CUADRADA

En las formas rectangulares son más cercanas las longitudes y los ángulos, y el ancho de la frente es el mismo que el ancho de la barbilla. Por lo tanto, es importante que la joyería haga lo contrario suavizando la cara mientras acorta y ensancha. Espirales anchos, y pendientes largos u ovalados funcionan bien, al igual que unos suaves y detallados como de plumas. Collares femeninos como perlas largas, distraen la atención de los ángulos.






Como puedes ver, es todo muy técnico, así que al ir a escoger cualquier arete o collar mira primero de que tipo te sientan mejor. Estos sólo son unos pocos consejos, al final quién se tiene que sentir cómoda eres tú. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario