Translate

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Tengo una cita, ¿Que me pongo? Especial chicos.

Este tema se me ocurrió hablando con un amigo, y es que por lo visto, muchos chicos, tienen ese problema tan atribuido a la mujer, el famoso: "¡¿Que me pongo?!"
Si tienes una cita y no sabes qué ponerte, hoy es tu día de suerte.
Tu imagen puede ayudarte a causar una buena impresión pero a la hora de enfrentarte al armario surgen las dudas.




Si es tu primera cita cualquier fallo puede echar a perder la cita, ya sabes lo que dicen de la primera impresión...

Pero sobretodo, no te preocupes, voy a darte algunos consejos que te ayudarán a tener éxito. Personalmente creo que lo ideal para empezar es:

Comentar con antelación a dónde tenéis pensado ir: no es igual vestirse para ir a tomar algo a una terraza o para ir a cenar al restaurante más chic de la ciudad. Así, ambos estaréis informados del plan y cuando os encontréis no parecerá que vais a sitios diferentes. Parece broma, pero es un problema muy común. 





 Si vais a ir juntos, lo ideal es concretar cómo os desplazaréis: andando, en coche, en moto, etc.
Si el plan implica andar, es mejor dejar ese par de zapatos nuevos para otra ocasión. 




Es importante recordar que cuando queremos resultar atractivos no debemos ni ponernos lo primero que encontremos en nuestro armario, ni tampoco llevar un look “estreno total”, en plan traje de los domingos.

Para ello no recurras a prendas que hace mucho tiempo que no te pones y a las que les tienes mucho cariño porque con ellas triunfaste en alguna ocasión. Otra absurdez común, recuerda: Los calcetines de la suerte no existen. Tu actitud crea la suerte, por ello debes sentirte atractivo con lo que te pongas.





Para sentirte atractivo debes vestirte potenciando tu atractivo personal y realzando las partes de tu cuerpo que más te gusten. Ojo, con esto no quiero decir que debas meterte en prendas muy ceñidas para remarcar tus músculos o cualquier otra parte de tu anatomía. Unos biceps de escándalo se pueden intuir perfectamente con una camisa, no es necesario que recurras a la lycra o a las mangas de sisa. Y algo que suelo repetir a menudo es: Usa tu talla, no intentes ponerte tallas mas pequeñas para marcar porque es muy ridículo. 





Por ejemplo, si tienes unas manos bonitas y cuidadas, lleva un reloj especial, que haga que los demás se fijen en ellas. Son pequeños detalles que no pasan desapercibidos a la otra persona y se valoran más que encontrarse de frente con “¡¡hola, te presento a mis bíceps!! "



En la primera cita que reine la prudencia en el look elegido. Si dudas sobre si acertarás con tal o cual prenda, mejor déjala para más adelante, cuando conozcas un poco más a la persona a quien pretendes agradar. Pero nunca dejes de ser tu mismo.

Todas las piezas de ropa deben estar impecables, no necesariamente nuevas, pero sí lavadas y planchadas.



Si el estilo que utilizas normalmente incluye los pantalones desgastados, los rotos y descosidos ¡perfecto! Pero cuidado, no elijas este momento para experimentar con estilismos que no se adaptan a tu personalidad.

No te olvides de revisar el estado de tu ropa interior, y no precisamente porque vayas a tener un accidente y te tengan que trasladar al hospital, como decían nuestras abuelas. Resumiendo, mejor estrena unos calzoncillos, pero tampoco arriesgues con colores, detalles o formas que puedan resultar... ¿chocantes? o ¿estridentes?

El calzado limpio y bien lustrosos. Somos muchos los que pensamos que por el tipo de calzado y la forma de combinarlo con los calcetines o las demás prendas podemos conocer un poquito más de la persona que tenemos delante.



¡Atención a los complementos! Con ellos puedes marcar la diferencia y aportar un plus a tu imagen, pero no es necesario que te los pongas todos. 







Moderación con el perfume, sobre todo en verano. Si la persona con la que tienes la cita no comparte tus mismos gustos, no la satures.
Tranquilo, si te la pones con moderación y le gusta, ya te lo hará saber para que vuelvas a repetir la próxima vez. 




Cuidado con la cartera. Por favor, cuando te dispongas a pagar, no hagas preguntas del tipo ¿lo pagamos a medias? o ¿luego pagas tú?. O pagas o no pagas, pero recuerda que la cartera también habla por ti. Hay hombres que pierden todo su encanto cuando enseñan su cartera, bien porque está vieja bien porque parece que va a reventar de un momento a otro por la cantidad de porquería que llevan dentro, recuerda las limpiezas de tickets y demás son muy apropiadas.





Sé natural, no pretendas dar una imagen que no se corresponde con la realidad o imitar gestos o estilos de otra persona que no van contigo ¡Se nota!

Y por último, a
unque lleves días pensando y pensando ¿qué me pongo? cuando llegue la hora del encuentro debes transmitir una imagen de normalidad y seguridad. Como dije antes, la actitud es el 80% del éxito de una cita.

 Estos consejos de estilo te pueden ayudar pero recuerda que el atractivo personal también se transmite con nuestra manera de moverte, de andar, el tono de tu voz, los colores que utilizas, los gestos y los detalles. Imprescindible:¡Sé tu mismo!
Espero que os haya gustado. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario